Es noticia:

Movistar+ y Netflix negocian una alianza para extender su liderazgo

La empresa española ampliaría aún más su catálogo y la americana su penetración en nuestro país

Reed Hastings, consejero delegado de Netflix, asistió a la Conferencia Telefónica 2017 en diciembre
Reed Hastings, consejero delegado de Netflix, asistió a la Conferencia Telefónica 2017 en diciembre - Reuters
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En un mercado casi saturado de operadores y plataformas como es el de la televisión de pago, la producción propia y las alianzas entre distintas empresas serán factores clave para conseguir afianzarse y conquistar los hogares de los espectadores del futuro. Y eso lo saben muy bien gigantes como Movistar+, líder del mercado con más de 3,6 millones de abonados (según datos la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) y Netflix, la compañía de televisión por internet más seguida de nuestro país (con permiso de Movistar+) con cerca de un millón de clientes, estima la CNMC.

[La batalla de las plataformas de TV, vista por sus generales]

Ambas negocian, según avanzó «El Español» esta semana, una alianza que permita a la empresa española integrar en su oferta los contenidos del gigante estadounidense. Las dos empresas afirman que, de momento, no hay nada oficial, aunque tampoco niegan su cercanía. «No voy a hacer comentarios sobre rumores», insiste Yann Lafargue, responsable de comunicación corporativa de Netflix en Europa, en declaraciones a este diario. «Siempre estamos abiertos a trabajar con otros socios, porque queremos hacer el servicio cada vez más accesible. En general, no lo necesitamos, pero todo lo que hagamos con el objetivo de eliminar barreras para llegar al cliente es ir en una buena dirección. Y estaría bien trabajar con Movistar+ algún día», añade el directivo.

La principal ventaja que ve Netflix en estos acuerdos es llegar al consumidor de forma más directa y precisa. «Así te conviertes en un canal más, y además los operadores pueden hacer promociones con sus paquetes», subraya Lafargue, que precisó que la plataforma ha invertido este año 8.000 millones de dólares (unos 7.000 millones de euros) en producir y comprar más de 600 series, películas y documentales. Movistar+, además, podría ampliar aún más su extenso catálogo de contenidosy limitar, aunque sea ligeramente, su dependencia de los carísimos derechos deportivos.

La buena sintonía entre ambas empresas se hizo evidente el pasado mes de diciembre en el Encuentro Telefónica 2017, al que acudió Reed Hastings, consejero delegado de Netflix. «Nos estamos atreviendo a hacer cosas que no nos atrevíamos a hacer hace cuatro años. Ahora somos una compañía abierta a distribuir productos de otras empresas, que pone su plataforma de distribución al servicio de toda esta gama de productos que van a ser buenos para las personas y empresas que sepan utilizarlos bien», afirmó entonces José María Álvarez-Pallete, presidente de la empresa española.

El futuro bajo demanda

«La competencia es buena, porque favorece al consumidor», sentencia el directivo de Netflix. «En los últimos años hay una migración de la televisión lineal hacia los contenidos bajo demanda. Los canales tradicionales seguirán siendo relevantes para noticias, deportes y concursos como “Gran Hermano” y “Operación Triunfo”. Pero para el resto de contenidos habrá un salto, y la pregunta no es si ocurrirá sino cuándo. Y eso dependerá del país. Las distintas plataformas y marcas serán como canales, y los que no tengan la calidad suficiente desaparecerán. Pero si tienes un buen producto la gente te verá, y lo hará por series y películas que solo pueden encontrar ahí», concluye.