Mi casa es la tuya

Garbiñe Muguruza: «Soy de sangre caliente»

La tenista charla con Bertín Osborne en Mi casa es la tuya sobre su temprano éxito en el tenis y cómo le afectan las críticas

Garbiñe Muguruza, invitada al Mi casa es la tuya de Bertín Osborne
Garbiñe Muguruza, invitada al Mi casa es la tuya de Bertín Osborne - Mediaset
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Solo tiene 23 años pero ya ha conquistado la cima del tenis. Garbiñe Muguruza, número 1 del ránking mundial del tenis femenino, ha repasado en Mi casa es la tuya de Bertín Osborne su trayectoria deportiva y otros aspectos de su vida privada hasta ahora desconocidos para gran parte del público.

Garbiñe ha recordado en Mi casa es la tuya sus primeros años en Venezuela, su país de nacimiento, y su posterior traslado a Barcelona siguiendo los pasos de sus hermanos, quienes habían venido previamente a España para formarse en el tenis, un deporte que también se convertiría en el eje central de la vida de la joven Muguruza.

Muguruza ha explicado también en Mi casa es la tuya cómo ha sido la evolución de su carrera deportiva, que le ha llevado enfrentarse a figuras tan destacadas como las hermanas Williams. Bertín Osborne quiso repasar con la tenista algunos de sus triunfos más notorios, así como algunas de las portadas y titulares que ha protagonizado.

La tenista desveló que «mi sueño siempre ha sido ser la número 1 del mundo, me da igual con 23 o con 27. Que no haya nada mejor que tú en ese momento, sentir que has triunfado en algo que te gusta». Del mismo modo, reconoció que «cuesta asimilarlo», pero «tampoco me coge por sorpresa, pues llevo años rondando estos números».

«No sabría jugar a un deporte colectivo, solo me gustan los individuales. Gano yo y pierdo yo», confesó la tenista. «Antes perder lo llevaba peor, ahora ya me voy acostumbrando. No rompo tantas raquetas».

«He crecido muy rápido y muy pronto, tienes que hacerte vieja de joven», aseguró Garbiñe, «tienes que acostumbrarte muy pronto a muchas cosas». Sobre su vida personal, reconoció que es muy difícil compaginar su vida de deportista profesional con la vida personal: «El tema del novio lo tengo descartado, es imposible con esta vida».

¿Le afectan las críticas? ¿Cuál es su mayor sueño? ¿Tiene mal perder? ¿Le queda tiempo para enamorarse? Garbiñe Muguruza ha respondido sin tapujos a las incisivas preguntas del presentador de Mi casa es la tuya. La tenista, además de su maestría con la raqueta, demostró ser dueña de un desparpajo y una gracia inusual en los deportistas profesionales. De camino a la comida con Bertín Osborne, y a bordo de un descapotable, Garbiñe arrancó a cantar y bailar «La Bamba».

En la cocina, Bertín Osborne y Garbiñe Muguruza estuvieron acompañados por Scarlet, la madre de la tenista, con la que prepararon un plato de pollo en salsa de zanahoria y un pastel de plátano. En el almuerzo recibieron la visita de otra gran figura del tenis español femenino, Conchita Martínez, excapitana de los equipos españoles de Copa Federaciones y Copa Davis, para hablar en Mi casa es la tuya de su experiencia como entrenadora de Garbiñe Muguruza en el pasado campeonato de Wimbledon, en el que la hispano-venezolana se alzó como ganadora al derrotar a Venus Williams. También hubo tiempo para los recuerdos, y Mugutruza le recordó a su antigua entrenadora que ella acababa de nacer cuando Conchita ganó Wimbledon.

Además, Muguruza ha demostrado en Mi casa es la tuya su competitividad fuera de la pista, enfrentándose a un partido de pádel contra Bertín (y ganándolo) y a otro de ping-pong contra Conchita Martínez, en el que el propio Bertín Osborne ejerció de árbitro.

comentarios