«Pesadilla en la cocina» Chicote encuentra unas sardinas en descomposición: «Huele a mierda»

Situado en pleno centro de Madrid, el restaurante 'María la portuguesa' precisó la ayuda del chef madrileño

«Pesadilla en la cocina»: 
Chicote encuentra unas sardinas en descomposición: «Huele a mierda»

Esta semana «Pesadilla en la cocina» se desplazó al centro de Madrid. Situado en un entorno con gran competencia pero con una gran afluencia de turistas, el restaurante «María la portuguesa» que regenta una mujer del país vecino no consigue mantenerse a flote. Propietaria de una pastelería de éxito, su dueña decidió embarcarse en la aventura de la hostelería con un local a escasos metros de la Puerta del Sol.

La oferta gastronómica basada en alimentos de baja calidad ha generado que el negocio dé bandazos y carezca de identidad. Con dos filipinos situados en la cocina con auténtico desconocimiento sobre cómo cocinar, los pocos clientes que se atreven a entrar se marchan molestos y sin ganas de repetir.

Alberto Chicote llegó al madrileño local para identificar sus fallos y elaborar un plan de ruta que ayudara a su dueña a salir del hoyo. Rápidamente detectó que uno de los principales problemas era la comida, pero lo que nunca habría imaginado es que los cocineros escondían un tuper con sardinas que no se encontraban en buen estado: «¡Huele a mierda! No lo pongas en el plato», dijo Chicote entre arcadas.

Al servicio caótico y la inexperiencia de los cocineros se une la dejadez de uno de los socios que se paseaba por el restaurante sin saber qué hacer. En este último aspecto, Chicote quiso intervenir y por eso llevó a María, la dueña del restaurante, a su local Yakitoro para presentarle a su mujer, uno de los pilares más importantes en el éxito del restaurante de Alberto Chicote.

La charla de Chicote sirvió para que la dueña abriera los ojos y decidiera situar a su marido al mando de la sala de su restaurante de cara a la reapertura del local. Impresionados por la reforma del equipo del programa y con una oferta gastronómica más especializada, el nuevo 'Cheesespain' tiene las herramientas para construir un futuro más exitoso. ¿Lo conseguirá?

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios