Actualidad

José Mota: «La soberanía del humor reside en el pueblo»

El cómico acaba de empezar a grabar su «atrevida película» para el especial de Nochevieja

José Mota
José Mota - Belén Díaz

La Navidad hace posible lo imposible, incluso mezclar a Donald Trump, Pablo Escobar, Susana Díaz y Walter White («Breaking Bad») en una misma historia. Ellos son algunos de los protagonistas de «Operación: And the andaran», el especial de José Mota para esta Nochevieja (La 1) que el cómico acaba de empezar a grabar en San Martín de la Vega. «Este año estamos haciendo una película, una propuesta nueva y atrevida. Es el proyecto más ambicioso de mi carrera. En esta ficción estoy grabando mi especial pero a la vez tengo que cumplir una misión. Es una especie de bodevil, con entradas y salidas de gente, y hasta ahí puedo leer», cuenta a ABC el creador y protagonista, que no descarta que también aparezca la «cobra» de Bisbal y Chenoa.

Mota empezó a darle forma a este especial, que realiza con un equipo de ochenta personas, en agosto. «Llevamos unos años con el terreno bastante abonado a nivel político y social. El guión te viene medio hecho, si eres un poco observador hay mucho movimiento. El fin de año tiene la obligación de contar lo que está ocurriendo a nivel político, social, pero también en otros asuntos, como el mundo de la televisión», apunta el humorista, perfeccionista hasta la última coma, que huye de repetir «sketches» aunque sus últimos especiales hayan superado los tres millones de espectadores. «Este género debe tomar el guión como guía, pero a mí me gusta fluir y que se me ocurran cosas en el momento, porque nada puede competir con eso. La comedia exige que estés vitalmente alegre, incluso aunque estés serio. A la gente le gustan las cosas apasionadas», añade.

Ese mismo público es el que le para por la calle, especialmente en estas fechas, para pedirle una foto o felicitarle, incluso en medio de un rodaje. «Es bonito porque normalmente te responden con cosas que yo les digo a los personajes, muero en mi propia horma», bromea.

Filosofía de la comedia

Si ahondas en las raíces del género, según este cómico manchego con más de treinta años de escenarios en sus espaldas, los fondos son siempre los mismos, como las notas musicales. Eso sí, las canciones, o en este caso las formas de transmitirlo, son infinitas. «La comedia alude a muchas cosas, pero en el fondo nos reímos de nosotros mismos vistos en otro. En ese sentido, la comedia es maravillosa, porque nos salva del desastre personal y colectivo», plantea Mota.

¿Hay límites? «Yo trato de hacer un humor acorde a lo que siento y pienso, me gusta poner yo mismo esos límites. Se puede hacer humor intentando respetar al de enfrente. Quizás sea ligeramente más complicado porque tienes que hacer un humor más reflexivo, pensar en eso. Me gusta hacer parodias sobre una persona pública y cómo ha gestionado su trabajo, pero no cuestionar el lado personal de nadie. Es una valoración o acotación que yo mismo me pongo», insiste.

Aun así, tiene claro que en nuestro país el género goza de buena salud. «A mí me parece que hay dos tipos de humor. Todo lo que nos llega por Twitter, Whatsapp... El pueblo es superrápido, España es única en su agilidad mental para responder con gracia a cualquier cosa que está ocurriendo. Ese es un humor más libre que el que se puede hacer en un espectáculo público o mayoritario. En general, yo valoro muy positivamente el humor español. En el fondo, la soberanía del humor reside en el pueblo», concluye.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios