Es noticia:
«El Hormiguero»

El difícil momento de sus vidas que los Javis han traducido en éxito

Javier Ambrossi y Javier Calvo visitan el plató de «El Hormiguero» escasos días antes de los Goya

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los directores revelación del 2017 Javier Ambrossi y Javier Calvo visitan el plató de «El Hormiguero» escasos días antes de los Goya. Los popularmente conocidos como «Los Javis» están nominados en dos categorías: a la mejor dirección novel y mejor guión adaptado por «La Llamada», la adaptación cinematográfica del exitoso musical que sigue triunfando en el teatro; pero en total son cinco las que tienen. «Nos cuesta asimilarlo», aseguraba Calvo. «Pero no eres consciente de que estás nominado a cinco Goya», añadía Ambrossi.

Lo primero que hizo Pablo Motos con los Javis en el plató fue ver de nuevo el emotivo discurso que protagonizó Javi Calvo al recoger uno de los dos premios Feroz que consiguieron por «La Llamada». El director aprovechó el galardón para dar un mensaje: «Soy gay». Como os podéis imaginar, este comentario provocó más de una carcajada. Pero, al ver como se emocionaba, los asistentes dejaron que se explicara. «'La llamada' habla del valor de ser tu mismo, de encontrar tu camino y, pese a quien le pese, ser quien tú quieres ser», decía. Aseguró haber sido un niño querido y tener, a día de hoy, un novio que le quiere y una familia y amigos que le apoyan y comprenden. «Si alguien tiene miedo, siente que está perdido, siente que no le van a querer. Quiero que sepa que le van a querer, que va a encontrar su sitio, que tu familia te va a querer y que Javi y yo vamos a escribir historias para que tú te sientas inspirado», decía entre lágrimas Javi Calvo.

Motos le dio la oportunidad a Calvo de completar el discurso sin límites de tiempo y continuó así: «Ese niño al que yo apelo, si lo está pasando ahora mal tiene que saber que ese sufrimiento va a pasar y le van a querer. Tiene que coger su corazón roto y convertirlo en arte». «Hemos conseguido formar una vida juntos, una familia y un futuro juntos dos personas que pensábamos que no teníamos futuro. Así que si nosotros podemos, tú también puedes. Hay que ser valiente», añade Ambrossi.

No siempre les ha ido tan bien como ahora. «Después de 'Física o Química' estuve dos años parado, sin trabajar», reconocía Calvo. Algo parecido le sucedió a Ambrossi. Sin embargo, esta pareja supo transformar esos momentos de «sequía» laboral en un tiempo de inspiración. «El tiempo libre viene bien. Es cuando te das cuentas de lo que quieres hacer realmente», añadía. Fue entonces cuando comenzaron a escribir la obra de teatro que a ellos les hubiese gustado ver.

Gracias a Paquita Salas

Javier Calvo saltó a la palestra en 2008 con la serie «Física o química», una suerte de «Al salir de clase» adaptada a los tiempos modernos en la que interpretaba a Fer, un joven homosexual del instituto Zurbarán. Sin embargo, y pese a su icónico papel, no consiguió encauzar una carrera reseñable frente a las cámaras. Volvió a probar suerte en «Los misterios de Laura» y en «Amar es para siempre», participando en un episodio de cada una de las ficciones, pero no fue hasta que se unió a Javier Ambrossi que acarició su primer gran triunfo, creando «Paquita Salas», un proyecto convertido ya en uno de culto pese al poco tiempo de vida que tiene. Dirigió algún que otro cortometraje («La viuda», «Rotos» o «Niebla») y coqueteó con el teatro en obras como «Los que besan bien», pero junto a su ahora prometido, decidió dar un giro a su carreras, intentando abrirse un hueco en la escritura de guiones y en la producción. A partir de esa acertada decisión, todo han sido victorias en la cosecha particular de esta pareja, unida desde 2010.

La carrera como actor de su novio ha sido un poco más prolífica que la de Calvo. La incursión de Javier Ambrossi en el mundillo televisivo comenzó ligada a la publicidad, aunque también debutó en el cine con un papel en la película «El triunfo». Pronto participó en series como «El comisario» o «Amar en tiempos revueltos», aunque sus papeles más emblemáticos han sido los de Gustavo en «Sin tetas no hay paraíso» y el de Cristiano en «Ciega a citas». Artista todoterreno, el hermano de Macarena García ha sido incluso reportero del canal internacional Animax.

Las vueltas de la vida

La vida, en ocasiones, es irónica. Si no que se lo digan a «los Javis». En un giro del destino y pese al cuestionable éxito de la carrera de ambos como actores, han conseguido desligarse de su pasado y consolidarse como dos de los talentos más prometedores del panorama nacional. De cara al futuro, por el momento, la pareja formará parte del claustro de profesores de «OT 2017», donde impartirán las clases de interpretación a los aspirantes a convertirse en el nuevo David Bisbal del regreso del programa a TVE.