First Dates

La cita más friki de First Dates: espadas láser, bacterias y juegos de rol

El programa de Cuatro dedicó la noche del jueves a darle una segunda oportunidad a antiguos aspirantes

Roberto y Alba parecían hechos el uno para el otro pero a ella no pareció convencerle su pareja
Roberto y Alba parecían hechos el uno para el otro pero a ella no pareció convencerle su pareja - CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

First Dates, el programa de citas a ciegas que emite Cuatro de lunes a viernes, no deja de reinventarse. De un modo u otro, Carlos Sobera y su equipo van alterando el formato para que no se vuelve repetittivo y previsible. Este jueves la idea fue dar una segunda oportunidad a aspirantes que ya habían pasado por el programa. La soltería es tozuda, y no suelta facilmente a su presa.

Por First Dates desfilaron veteranos del espacio que se habían quedado o con la espinita clavada o con la miel en los labios la última vez. El primero en reaparecer fue Roberto, un madrileño de 24 años que fue tajantemente rechazado en el programa. Roberto es un hombre peculiar, autodefinido como friki, aficionado al rol, a las series...En esta segunda oportunidad, para ahuyentar posibles fantasmas, apareció en el restaurante con una espada de Star Wars.

Su pareja estaba hecha a medida para él. Alba es también friki y lleva el pelo morado. Su vestuario estaba inspirado en su serie favorita y llevaba colgantes con personajes de ficción. Sus gustos, además, eran bastante truculentos: «Me gustan las enfermedades, sobre todo las que se transmiten por bacterias. Un bichito muy pequeño puede matar a millones de personas», dijo con malicia.

La conversación fue fluida en un principio. Sus muchos gustos en común, entre juegos de rol, series y música, dieron para largo. Surgieron algunas diferencias entre ellos y la charla se enfrió, pero pronti volvió a remontar a base de referencias frikis. En la decisión final, Roberto se mostró encantado de tener una segunda cita con Alba. Sin embargo, a ella no acabó de convencerle su pareja y Roberto se marchó solo de First Dates por segunda vez.

Otra de las solteras que repitió fue una granadina llamada Raquel y dice tener 40 años, pero desde el programa se permitieron ponerlo y duda y pusieron su supuesta edad entre signos de interrogación. Su pareja fue Félix, un cincuentón que también repetía en el programa. La cita fue, como ambos aseguraron, «de muy buen rollo», pero ella recurrió a una mítica excusa: «A Félix lo quiero, pero como amigo».

First Dates puso en duda la edad de una de sus aspirantes
First Dates puso en duda la edad de una de sus aspirantes-CUATRO

comentarios