Es noticia:
Got Talent

Eva Hache se harta de la intransigencia de Risto Mejide

La actriz le reprochó a su compañero ser demasiado duro con aspirantes que habían trabajado mucho para llegar al programa

Risto Mejide se dirige a Jorge Javier durante la segunda gala de Got Talent
Risto Mejide se dirige a Jorge Javier durante la segunda gala de Got Talent - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Got Talent llega a su segunda gala de la temporada tras la polémica que afectó a su jurado durante el primer programa de la edición. El polémico y deslenguado Risto Mejide, miembro del jurado junto a Jorge Javier Vázquez, Eva Hache y Edurne, se agarró un monumental cabreo con sus compañeros. Todo se debió a que los tres decidieron aprobar la actuación de Wendi, una mujer que lo único que hizo fue mover sus pechos desnudos al ritmo de la música.

«A mí, perdonadme, pero me produce una tremenda tristeza pensar lo que queréis convertir este concurso», pronunció Mejide trás la actuación de Wendi Superstar, nombre artístico de la peculiar vedette y concursante. «Con todos mis respetos, Wendi, me niego a pensar que alguien, por mover las tetas, vaya a pasar a la siguiente fase, así que yo voto que no», afirmó el publicista visiblemente malhumorado. Por el contrario, tanto Edurne como Jorge Javier Vázquez y Eva Hache se mostraron entusiasmados con el número.

Una vez más, las actuaciones y números que pudieron verse en el plató de Got Talent fueron de lo más diversas y disparatadas. Los aspirantes, aún en fase de audiciones, tuvieron que hacerse al menos con tres de los cuatro síes del jurado para pasar a la siguiente ronda. Acróbatas, cantantes, músicos, magos y todo tipo de personajes con extraños talentos pasaron por el plató en busca de ver reconocidas y valoradas sus cualidades.

En esta gala el polémico Risto volvió a esforzarse por distinguirse de sus compañeros para instituirse como el juez disidente por excelencia. Hacia la mitad del programa, unos acróbatas ucranianos hicieron un número espectacular subidos sobre unos neumáticos hinchables. El jurado se mostró entusiasmado con la actuación a excepción, claro, de Risto. Para empezar, se burló del chapucero inglés con el que Jorge Javier intentaba comunicarse con los concursantes: «Yo estoy sobrepasado con esto del inglés, ¿dónde lo has aprendido?». Su compañero no le respondió y Mejide siguió hablando, «este es un número en el que vosotros os lo pasáis muy bien pero nosotros no tanto. Eso, por mi parte, es un no», concluyó tajante. Una vez más, no se salió con la suya, pues los acróbatas se hicieron con los otros tres votos y pasaron de ronda. Cuando se marcharon del escenario, el catalán se puso a ironizar, «espectacular, de lo mejor que he visto en mi vida. Debe de ser dificilísimo».

Poco después, Risto volvió a meter el dedo en la herida del nivel de inglés de Jorge Javier. Unos concursantes, antes de actuar, le comunicaron al jurado que iban a hacer un espectáculo de «powe move», a lo que el presentador respondió «¿power mus?». Mejide no quiso dejar la oportunidad y tomó la palabra para aclararle las cosas a su compañero: «Sí, van a ponerse ahora a jugar al mus».

Poco después, el catalán fue protagonista de otro momento de tensión con su compañera Eva Hache, que se cansó de la dureza de sus críticas y comentarios. Risto no quiso darle su sí a un grupo de muchachos que bailaron hip hop por considerar el número «decepcionante, muy básico, es el ABC del baile». Su compañera, visiblemente enfadada, le espetó que «te pones demasiado duro con una gente que tiene mucho trabajo detrás. Me da mucho coraje, para criticar a alguien no hace falta pisarle la cabeza, yo os doy mi sí».