Actualidad

«Espinete no existe»: TVE abre el baúl de los recuerdos

Eduardo Aldán presentará este espacio semanal en el que a través de imágenes de archivo, sketches, invitados y canciones, se hará un viaje a través del túnel del tiempo por algunos de los momentos más entrañables de nuestra infancia

Eduardo Aldán, en el plató de «Espinete no existe»
Eduardo Aldán, en el plató de «Espinete no existe» - ABC
Cármen Aniorte - Actualizado: Guardado en: Actualidad

TVE acaba de cumplir 60 años y ya como decía un slogan de hace unos años: forma parte de la vida de todos los españoles. Para aquellos que crecieron con «La casa del reloj», «Antena Infantil», «El hada Rebeca», «Un, globo, dos, globos...», «La Guagua», «Un, dos, tres...» «Los payasos de la tele» , «Mazinger Z» y... por supuesto «Barrio Sesámo», llegará próximamente «Espinete no existe».

Este nuevo espacio que se emitirá por La 1 y en horario probablemente de segundo prime time. Repasará la historia de TVE y de paso la infancia de los espectadores a través de imágenes de archivo, sketches, entrevistas en plató y divertidas secciones. Será de edición semanal y está producido por RTVE en colaboración con 100 Balas. Eduardo Aldán es su presentador y el espacio está dirigido por Flipy y el propio Aldán, que, en –por el momento– ocho entregas, «combinará humor y nostalgia... y sobre todo diversión», comenta Flipy.

El programa arranca con un monólogo de Eduardo Aldán en torno a un objeto que en su tiempo tuvo mucho éxito

La mecánica es sencilla: cada semana, dos invitados famosos de distintas generaciones compartirán sus recuerdos más preciados. Los protagonistas de «Olmos y Robles», Rubén Cortada y Pepe Viyuela, serán los primeros invitados, a los que seguirá una larga lista. El programa arranca con un monólogo de Eduardo Aldán en torno a un objeto que en su tiempo tuvo mucho éxito entre la audiencia pero que con el paso del tiempo ha caído en el olvido, como por ejemplo el Blandiblub. Como asegura Eduardo Aldán «no es más que una reflexión en clave de humor sobre los juguetes y objetos decorativos que fueron populares en otra época... y algunos hoy nos puede llegar hasta horrorizar«.

Un viaje en el tiempo

«Espinete no existe» cuenta con un equipo de colaboradores que cada uno en su estilo ofrecen al espectador la oportunidad de hacer un viaje por el túnel del tiempo catódico. Entre ellos se encuentra Raúl Pérez que, bajo el título de «Efemérides», repasará los acontecimientos relevantes que sucedieron el año en que nació cada invitado. Don Naftalino, interpretado por Agustín Jiménez, para el que cualquier tiempo pasado fue mejor, aportará una visión simpática de los cambios que han experimentado las costumbre en las últimas décadas. Iñaki Urrutia se convierte en ratón del archivo musical de TVE y ofrecerá en cada programa un ránking musical de actuaciones musicales en los distintos programas.

Iñaki Urrutia se convierte en ratón del archivo musical de TVE

También habrá un lugar cinéfilo con «Cinexin», en el que Flipy repasa los largometrajes, sagas y géneros más exitosos de todas las décadas. En «El momento histórico» los invitados contarán el fragmento de la historia de la televisión en el que les hubiera gustado estar presentes. O el «Olbidón», en el que tanto el presentador como los colaboradores recurren al «bidón del olvido» (de hay el título de la sección) para como nos comenta Eduardo Aldán «borrar de la memoria muchos recuerdos que deben ser olvidados». Por último, y para cierre de cada programa, «Espinete no existe: la película». Se trata –se emitirá por entregas– de contar de nuevo con el simpático erizo rosa (con traje nuevo, pero con el alma de Chelo Vivares) para conocer en formato de documental sus orígenes hasta que llegó a «Barrio Sesámo» y lo que ha sido de él después de su paso por el programa que le encumbró a la fama.

En palabras de Eduardo Aldán, «Primero estuvo el libro, después 11 años en el teatro y ahora el programa. Es la mejor forma de cerrar el círculo. Soy un niño que sigue soñando y no quiero despertar de esos recuerdos porque gracias a ellos soy lo que soy». A la pregunta de si no es de locos hacer un programa, comenta: «Todo el mundo, con ciertos retoques, hace cosas que se parecen unas a otras. Lo difícil es hacer lo que estamos haciendo nosotros: es como una locura. Somos como niños jugando». En palabras de Eduardo Aldán, «para hablar de nostalgia televisiva TVE tiene la llave. Un programa como este no se puede hacer en cualquier casa, solamente en esta, el archivo es increíble, es una auténtica joya». Para finalizar Flipy, director y colaborador de «Espinete no existe»: «El objetivo de este programa es divertir e invitar a los espectadores a que recuerden en la distancia los momentos más divertidos de su vida».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios