Es noticia:
«Desaparecidos»

Rosana Castellá, cinco días desaparecida y ni un solo recuerdo

El cuarto programa de «Desaparecidos» llega con una buena noticia para la familia de Rosana Castellá

EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El cuarto programa de «Desaparecidos» vuelve a honrar la labor de los medios de comunicación sacando a la luz casos de desapariciones sin resolver, o resueltas con explicaciones insuficientes. Retomando el mítico formato que Paco Lobatón llevó al éxito en la década de los 90, TVE emite cada miércoles un espacio que es todo un soplo de aire fresco para los familiares de desaparecidos que no han desistido en su búsqueda. Y, por suerte, esta entrega llegaba con buenas noticias.

Este fin de semana el equipo de «Desaparecidos» se desplazó a Valencia a la búsqueda de Rosana Castellá tras recibir la llamada de un espectador que aseguraba haberla visto. «La vi en dirección al aeropuerto, en la para de Colon –en la ciudad de Valencia–. La tenía al lado en el andén. Me senté en el tren y ella se sentó enfrente. Se nota que no sabía muy bien donde estaba», cuenta José Araque. Eso fue el martes 6 a las 18.30 horas. Había pasado algo más de un día de la última vez que la vieron antes de la desparación. «Volvimos juntas en el coche de dejar a los niños en el colegio el lunes, como a las 9.45 horas», cuenta Amparo Vela, madre de Rosana.

Una vez en Valencia, el equipo de «Desaparecidos» recibió una llamada de su madre con la noticia de que se había presentado el sábado 10 de Febrero, muy desorientada, en las Urgencias de un hospital de Castellón. «No sabemos nada de lo que ha ocurrido durante estos días», cuenta la madre de la desaparecida. «Los médicos han descartado todo. Dicen que está bien de todo», añade Silvia Sánchez, prima de Rosana Castellá.

Los médicos que hablan con la familia de la desaparecida aseguran que entró en el hospital por su propio pie y que «de lo primero que se acuerda es de sus hijos y de su madre». Rosana Castellá había quedado el lunes con su exmarido en una sucursal bancaría a la que no llegó nunca. «No estaba pasando un buen momento –estaba de baja por depresión–, pero tras una separación necesitas un tiempo para encauzar su vida, pero más no», asegura su prima.

Según afirma el doctor Javier de las Heras en «Desaparecidos», el caso de Rosana se trata de un episodio de amnesia disociativa. Este tipo de patologías se pueden dar en cualquier persona que pasa por un momento delicado de su vida. Por suerte, ya está sana y salva en casa.