Actualidad

Bertín Osborne: «Los que no me conocen y me critican, me parecen idiotas»

El cantante visitó «El Hormiguero» para presentar su nuevo disco y acabó hablando de todo

Bertín Osborne: «Los que no me conocen y me critican, me parecen idiotas»
- Actualizado: Guardado en: Actualidad

Siempre que Bertín Osborne visita «El Hormiguero», a Motos se le va el programa de las manos. La entrevista siempre se extiende más tiempo del habitual y los colaboradores no pueden salir a escena a hacer sus secciones.

Su vida personal, política exterior e incluso, su nueva en Telecinco como conductor de «Mi casa es la tuya», fueron los temas que acapararon más minutos de entrevista durante la visita del canatante al programa de entretenimiento de Antena 3. Osborne explicó que se sentía «muy cómodo» en la nueva cadena para la que trabaja, aunque lamentaba que su espacio no pudiera verse en otros países. «Estaba muy cómodo en TVE, tienen el canal internacional y allí lo veían. Eso lo echo de menos. Pero, por lo demás bien», explicó el invitado. «A ver si no explota la tele por hablar de Telecinco en Antena 3», ironizó Pablo Motos.

Durante su entrevista, Osborne también tuvo tiempo para acordarse de todos aquellos que no hacen más que criticarle cada vez que sale en televisión.«Me da igual que me critiquen. Los que te critican gratuitamente, me parecen idiotas», se sinceró.

Tras acordarse de sus retractores, Bertín Osborne dio un repaso a la actualidad internacional y habló de la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. El invitado aseguró que sabía que Trump saldría elegido porque representa lo que quieren llegar a ser los estadounidenses: «los americanos tienen como ídolo “el tío del éxito”. Todos quieren ser como Trump».

Una fiesta entre narcos

Como anécdota de la noche, Bertín explicó a los telespectadores de Antena 3 cómo acabó en la fiesta de unos narcotraficantes. El cantante narró como fue contratado pro una agencia par aun evento. «Fuimos en un avión privado desde Miami. Llegamos a un quinta y en la puerta estaban con metralletas. Era la fiesta de una niña de quince años, me subí al escenario y el que estaba sentado en primera fila me sonaba mucho. Era un narcotraficante muy conocido. Nos pagó y nos ofreció cosas… (risas) Me llevó a su despacho y tenía un arcón. Me dijo: "coge lo que quieras” y había fajos de billetes. Después de ver pasar mi vida, cerré el arcón y le dije no muchas gracias este es mi regalo para tu hija y me marché», narró el invitado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios