Es noticia:

Alicia, ganadora de Maestros de la Costura: «Tengo un don para coser y más que agradecerlo tengo que explotarlo»

La joven de 23 años se impuso a Antonio en la gran final con un vestido de noche en tonos nude

Alicia posa con el trofeo del concurso
Alicia posa con el trofeo del concurso - ERNESTO AGUDO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Alicia y Antonio pelearon codo con codo en el segundo casting de «Maestros de la Costura» en Madrid por una plaza en el concurso de TVE y Shine Iberia presentado por Raquel Sánchez Silva. El lunes por la noche, el destino volvió a unirlos en la gran prueba final, donde la modelo de 23 años se coronó como ganadora de la primera edición gracias a un vestido largo en tonos nude con un gran escote en la espalda, rematado con un lazo de tul.

La joven se quedó boquiabierta cuando vio desfilar a la modelo Eugenia Silva con su diseño. «Cuando me dijeron que había ganado pensé: “Ya está, lo he conseguido”, pero cuando pasé al duelo final me emocioné muchísimo. Lloré como un bebé», recuerda Alicia, agradecida por las palabras de cariño del jurado, formado por Lorenzo Caprile, María Escoté y Palomo Spain. No fue ese el único premio que recibió: logró el maniquí de oro que la acredita como primera «Maestra de la Costura España», un premio en metálico de 50.000 euros, un Máster en Diseño de Moda impartido por el IED (Instituto Europeo di Design) y su propia colección cápsula en El Corte Inglés.

«Es un sueño enorme tener mi propia colección y quiero centrarme en esto porque igual no se vuelve a dar en la vida. Tengo mucha ilusión también por empezar el máster. El dinero lo voy a guardar para crear mi marca o taller, lo que sea. Pero no ahora, porque quiero estar bien preparada. Todo el mundo me dice que es el momento, pero yo creo que si haces las cosas bien la gente te va a recordar siempre. No quiere decir que porque ahora haya ganado se vayan a olvidar de mí mañana, que puede ser, pero si haces las cosas bien vas a volver a salir a la luz», contaba ayer la joven a ABC mientras algún curioso se acercaba a felicitarla.

Quizás lo peor ha sido tener que mantener el secreto de su victoria (grabada) en los últimos meses, mientras preparaba su colección. Ayer, por fin, pudo enseñar las primeras prendas de la marca Alicia Cao al público, entre ellas una adaptación del vestido con el que ganó, en la tienda «pop-up» (efímera) de El Corte Inglés de Castellana, donde ya están a la venta, al igual que en la web. Entre los diseñadores que le han inspirado estas prendas (a la venta desde 69.99 euros) está Elie Saab, con el que más se identifica por su elegancia. «Nunca he diseñado para otros, siempre he cosido para mí, mi hermana o mi madre, a las que les gustaba todo», cuenta.

Esta salmantina, que estudió diseño y trabajó como modelo para Carolina Herrera, empezó a coser con 8 años, con su madre. «Me podía haber pasado como a los niños de “MasterChef”, y que me enseñara a hacer croquetas, pero me dio por la aguja. Hacía esos juegos de punto para niños que solo he acabado yo. Y cuando fui más mayor me motivaba la necesidad de ir a un evento pero no igual que el resto», recuerda. «Fui autodidacta, porque llegó un momento que mi madre no me sabía enseñar más. Soy muy observadora, me fijaba en las costuras y las reproducía. Es algo intuitivo. Como si hubiera nacido con una mano para coser, como decía Pa. Quizá tengo ese don, y más que agradecerlo tengo que explotarlo», reflexiona la joven, amante también de la fotografía y el modelaje.

Cercanía

En cuanto a su paso por el concurso, Alicia reconoce que al principio «no se reconocía en televisión». «Soy mucho más cercana. También me llamó la atención verme coser y ese revuelo que se montaba, que parece que en dos minutos estaba todo hecho». La joven, a la que algunos tacharon de «ir a su bola» y «ser fría», reconoce que lo pasó mal cuando una disputa la enfrentó a Anna. «Desde fuera lo vi fatal y lloré mucho. Cuando vives algo malo quieres evitarlo, imagínate si lo ves repetido con imágenes. Cuando acabamos de grabar dije que no creía estar siendo mala con nadie. Soy fiel a lo que soy. Después de verlo emitido y lo que se opinaba fuera me pareció injusto, pero todo el mundo lo percibió así y se zanjó», subraya Alicia. Ahora, todos los concursantes tienen un grupo de Whatsapp en el que comentan sus avances.

Sobre el jurado, reconoce que son «como en la tele». «Son buenas personas, cercanos, también con el público, que decía lo entrañable que es Caprile, el descubrimiento», recuerda. Aunque los tres jueces han mostrado su mejor cara en el concurso, saben que el mundo de la pasarela es muy exigente. «En la alta costura los diseños son mucho más complejos, con bordados a mano... Eso no se lo puede permitir Zara, que también da calidad, y creo que se valora. Si trabajo en la alta costura, genial, pero la marca personal lo que busca es un término medio entre la moda de la calle y la exclusividad de la pasarela. Ese es el nicho que puedo tener», concluye.