Actualidad

Chicote a punto de tirar la toalla en su última «Pesadilla»: «Eres un mierda»

El cocinero estuvo a punto de abandonar el proceso de renovación del House of Café

Chicote a punto de tirar la toalla en su última «Pesadilla»: «Eres un mierda»

Por primera vez en la historia de «Pesadilla en la cocina», Alberto Chicote y el equipo del programa de laSexta se trasladó a un camping, House of café, para brindar su ayuda a un matrimonio con un deuda de un millón de euros. Manolo y su esposa se hicieron con un negocio que se usaba como picadero para intentar reflotarlo. Pero, su inexperiencia en la hostelería no les ha llevado a buen puerto.

El cruce de acusaciones y discusiones entre el matrimonio es constante y la plantilla formada por un equipo inexperto no ayuda a que las cosas mejoren en el restaurante. Manolo, el propietario, es un jefe incapaz de reconocer sus errores ni de escuchar a sus trabajadores, características que consiguieron desquiciar a Alberto Chicote.

Nada más llegar, Chicote ya lanzó un misil contra el propietario: «¿Cómo te metes en un negocio de un millón de euros sin tener ni idea?», se cuestionó el cocinero. «En algún momento había que empezar», se excusó Manolo. Ante lo que Alberto Chicote solo pudo responder: «O no».

La cosa no mejoró durante el servicio en el que Manolo culpaba al resto de su equipo de todos los problemas que iban surgiendo, una actitud que desquició a Chicote: «Eres un cobarde. Eres incapaz de sacar adelante tu negocio. Huyes como un perro». Una acusación que molestó al dueño del negocio que se enfrentó al cocinero: «Di soluciones, no me toques los cojones».

Pensando que la renovación del local y la nueva carta animarían a Manolo y conseguiría ponerle al frente de su negocio, Chicote trabajó con cuidado cada detalle de una reapertura con la que el entrampado matrimonio se jugaba todo. El cocinero madrileño decidió que la pareja trabajara unida en la cocina y que el resto de los trabajadores se encargaran de la sala. Pero, Manolo no estaba de acuerdo con la organización que marcó el cocinero de laSexta y, tras ver cómo se acumulaban las comandas, se quitó el gorro de cocinero y abandonó los fogones, un acto de rebeldía que Chicote se lo tomó a nivel personal: «He hecho todo lo que he hecho por un tío que no lo merece, pero tu mujer sí. Te has convertido en un mierda, hay que tener valentía», zanjó el chef.

Antes de marcharse del renovado negocio, Chicote explicó a cámara que el restaurante solo conseguiría salir adelante si Ada, la esposa de Manolo, tomaba las riendas. Si por el contrario, él seguía sin admitir los consejos de su entorno, la cosa podría no ir tan bien.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios