Actualidad

72.000 kilómetros a pie en 150 días y sin dejar de reír

Raúl Gómez vuelve este domingo al canal #0 (Movistar) con «Maraton man»

72.000 kilómetros a pie en 150 días y sin dejar de reír
Helena Cortés - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Raúl Gómez ha corrido a varios grados bajo cero, se ha llenado de barro, ha cruzado los Andes y ha tenido que luchar con una lesión; pero nunca ha perdido la sonrisa. Ahora, este «Maraton Man» vuelve a #0 (este domingo, a las 21.30) con nuevos desafíos para demostrar que detrás de casi cada aficionado al running hay una historia humana que merece la pena contar. Como la de Fernando Vargas, «Pato Fiel», un corredor mexicano que se enfrentó a la media maratón de México con solo una pierna; o la de Mr. Koraro y Mrs Noto, que a sus 78 y 65 años, respectivamente, siguen participando en las grandes carreras de Japón.

«En esta temporada hay más viajes, profundizamos más en esos relatos de superación e incorporamos consejos que llegarán de la mano de profesionales como Chema Martínez, el fisioterapeuta Jordi Reig o el propio Raúl», cuenta David Moncasi, director de «Maraton Man» y parte del reducido equipo que ha recorrido en 150 días más de 72.000 kilómetros para participar en maratones de Asia, Europa y América.

Empiezan en México y acaban en Cuba, pasando por Sicilia, Francia, India, Jordania, España y Japón. «Somos cazadores de sonrisas, aunque gastamos mucha zapatilla, eso sí», reconoció Raúl Gómez en la presentación del programa, un día antes de la Behobia-San Sebastián. «Cada carrera es reflejo del país en el que se desarrolla. En Cuba creo que corre Trump para estrechar relaciones», bromeaba, antes de conocer, por supuesto, la noticia de la muerte de Fidel Castro.

Cada entrega graban unas 20 horas de material, que requieren cerca de un mes de producción. Dos semanas antes de viajar comienzan a informarse sobre el lugar, buscar alojamiento y llamar a clubs de corredores locales para descubrir a los «runners» más interesantes. Solo en rodar su ruta turística por la ciudad, que ocupa poco más de un minuto, tardan un día entero. Durante la carrera, Raúl hace todo el recorrido, pero los cámaras van en moto para grabar los puntos estratégicos. «Queremos que se imponga la frescura. Al final somos un equipo pequeño de tres personas que vamos de buen rollo y les hablamos de "runner" a "runner". La gente quiere contar su historia y yo escucharla. Y me abro en canal», cuenta Gómez con su buen humor habitual. Un optimismo que le ha hecho ganarse a las redes sociales. El programa apenas tiene comentarios negativos. «Excepto cuando hablo en inglés», reconoció el corredor.

Y su idea es seguir sumando amigos, historias y kilómetros. «Quiero ser el Jordi Hurtado del "running", el Actimel del corredor», reconoce entre risas. «Un japonés me dio el consejo definitivo, mueve rápido las piernas y no pares», concluyE.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios