Es noticia:
«OT 2017»

El día que «Amaia de España» pudo ser expulsada de «Operación Triunfo»

La concursante pamplonesa, favorita y que representará a España en Eurovisión, estuvo cerca de marcharse en la primera gala

Amaia interpretó «Shake it out», de Florence and The machine
Amaia interpretó «Shake it out», de Florence and The machine - TVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Operación Triunfo» ha entrado en su fase final y no hay ninguna duda de que Amaia Romero, «Amaia de España», es la gran favorita a llevarse el concurso, por delante de Aitana, Alfred, Miriam y Ana Guerra, los otros cuatro finalistas. La aspirante de Pamplona es una de las grandes voces del formato y ha encandilado a toda España con su sencillez, naturalidad y sobre todo, su sobresaliente voz. No en vano, el país ha decidido que sea ella junto con Alfred quienes representen a España en el próximo festival de Eurovisión con «Tu canción», el tema que interpretan a dúo.

A lo largo de todas las semanas que ha durado el concurso, Amaia ha logrado consagrar su superlativo talento en OT 2017. Lo ha hecho gracias a sus interpretaciones de «Shake it out», «Soñar contigo» (en la que también puso en liza sus habilidades al piano) o «Te recuerdo Amanda», entre otras, pero también con esos grandes dúos que formó con Roi (junto al que cantó «Shape of you»), Aitana («Con las ganas»), Nerea («Las cuatro y diez») y sobre todo, con ese «City of stars» que interpretó junto a Alfred, en el instante en que comenzó a fluir la magia entre ambos.

[La memorable actuación de Amaia que arrodilló al impasible jurado de Operación Triunfo]

Sin embargo, no todo ha sido fácil para la concursante pamplonesa en Operación Triunfo. Es más, hubo un instante en el que los espectadores se quedaron cerca de tener que dejar de disfrutar de su talento. Ocurrió en la Gala 0, cuando Amaia escogió el clásico de David Bowie «Starman» para interpretarla como su primera toma de contacto con el formato. A pesar de que se trata de una canción «que transmite mucho positivismo», como dijo el presentador Roberto Leal; de que la participante navarra disfrutó mucho sobre el escenario; y de que hubo varias actuaciones mucho peores durante la noche (como la de Ana Guerra con «Cómo te atreves», de Morat o la de Aitana, que olvidó la letra de «Bang Bang»), el jurado decidió calificar la actuación de «Amaia de España» como una de las peores de la noche.

«Has fallado en la interpretación»

«Creo que cantas bien, que tienes buena voz. Sin embargo, creo que has fallado en la interpretación», le dijo Joe Pérez-Orive, el encargado de evaluar su actuación, que añadió que «ser un buen artista es mucho más» que cantar bien. «Me ha faltado ese dramatismo que tenía David Bowie, en una canción en la que habla de un Dios que mira hacia la tierra», prosiguió, antes de calificar la actuación de Amaia como «un poco “happy”, de misa» y señalarla como una de las candidatas a la expulsión en la primera gala.

Así las cosas, Amaia no estuvo entre los trece participantes que entraron en la Academia de primeras y se quedó fuera en un primer momento, junto a Thalía, Mimi, Joao Henrique y Mario. La decisión del jurado generó cierta controversia, especialmente entre los profesores de Operación Triunfo, que serían los encargados de salvar a dos de estos cinco concursantes posteriormente. «Estamos viendo otra gala diferente de la que ha visto el jurado», sentenció con rotundidad Noemí Galera, directora de la Academia, que añadió no estar «de acuerdo» con varias de las decisiones del mismo durante la gala.

En la cuerda floja

Tras ello, y en la que fue «una decisión muy difícil», decidieron que Thalía debía ser la primera de sus elegidos en cruzar la pasarela, dejando a Amaia, de la que Galera dijo que tenía «luz y personalidad» y que era «especial», en una situación muy delicada. Sin embargo, instantes más tarde, los profesores salvaron a la navarra y dejaron a Mimi, Joao Henrique y Mario en la cuerda floja y disputándose el último de los puestos de la Academia, que finalmente fue para la primera. Aunque poco le duró la alegría, porque en la siguiente gala se fue nominada con Ricky y terminó abandonando la Academia.

Thalía, salvada por los profesores antes que Amaia, se fue dos galas más tarde que Mimi, con Juan Antonio expulsado entre medias. Sin embargo, la progresión de Amaia, 15ª en entrar de los dieciséis que formaron parte de la Academia en el inicio, fue totalmente diferente. Estuvo entre los tres favoritos del público en ocho de las nueve primeras galas (a partir de la décima, ya no había esta distinción), siendo la preferida absoluta en tres de ellas y librándose así de la nominación. Ahora, tras su sobresaliente crecimiento, afronta la gran final como la mayor candidata a la victoria.