Es noticia:

A María Jesús también le asaltaron las dudas sobre la fidelidad de su marido

María Jesús, recibió una sorpresa en Honduras cuando vio a Julio Ruz, encerrado en una jaula.

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

María Jesús, recibió una sorpresa en Honduras cuando vio a Julio Ruz, su marido, encerrado en una jaula en la isla. Si quería acercarse a él, María Jesús debía de superar algunas pruebas como comerse un saltamontes, loca de amor, la superviviente hizo todo lo que le pedían y se lanzó en brazos de su esposo, tras comérselo a besos, le pidió otro hijo y así pasaron varios días de segunda luna de miel. No todo fueron momentos de pasión, porque a María Jesús también le asaltaron las dudas sobre la fidelidad de su marido: «Como vea algo raro, te ahogo», le advirtió.