Es noticia:

El «fallo garrafal» de Luisa Martín con una pistola en «Servir y proteger»

La actriz apareció en escena con su cañón de una guisa un tanto peculiar

Luisa Martín, protagonista de «Servir y proteger»
Luisa Martín, protagonista de «Servir y proteger» - RTVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El último capítulo de «Servir y proteger» ha dejado un instante de lo más llamativo y que está dando mucho que hablar y que ha tenido como protagonista a Luisa Martín. La intérprete, una de las personajes principales de la serie de La 1 de Televisión Española, apareció en una escena de una guisa bastante peculiar.

La reconocida actriz, que saltó a la fama por su papel de «La Juani» en la entrañable «Médico de familia», es junto a Andrea del Río («Mar de plástico») el rostro de referencia de la ficción policial diaria de La 1. En ella, interpreta a la inspectora Claudia Miralles, una de las caras visibles de la comisaría del sur de Madrid en la que está inspirada la ficción.

Sin embargo, en el episodio de ayer su personaje le jugó una mala pasada. O mejor dicho, su pistola. Al entrar en escena, lo hizo con el cañón fuera de la funda y apuntando hacia atrás, en una colocación un tanto inusual y peligrosa. Sobre todo, para aquellos que transitasen por detrás del personaje de Martín en ese momento.

A pesar de que se trate de un error tan anecdótico como inofensivo –en realidad la pistola es mero atrezo y no parece que vaya a causar daño a nadie– las redes sociales se tomaron el fallo con mucho humor. «Los de 'Servir y proteger' han inventado una nueva manera de llevar las pistolas», publicó un 'tuitero'. «¡Para vigilar la retaguardia!», le respondió otro, con sorna.

Otro usuario fue más crítico. «Está claro que se es o no se es (Policía). La cantidad de escenas que habrán rodado y pasa eso», escribió. Le contestó otro usuario, aunque con condescendencia. «Si le perdonamos fallos garrafales a grandes producciones, vamos a perdonárselos a una serie diaria, que van a todo trapo en las grabaciones», expresó. En efecto, los fallos de 'raccord' (o de continuidad) están a la orden del día. Y son normales, viendo la gran cantidad de secuencias de cada serie o película que se graban en tan poco tiempo.