Premios Emmy 2017

«Westworld» llena el vacío de «Juego de tronos»: Todos los dramas nominados a los Premios Emmy 2017

Este domingo 17 tendrá lugar la 69º edición de los Premios Emmy en el Teatro Microsoft de Los Ángeles con el comediante Stephen Colbert como presentador

«Stranger Things» es una de las series nominadas a mejor drama en los Premios Emmy
«Stranger Things» es una de las series nominadas a mejor drama en los Premios Emmy - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Westworld», «The Crown» o «The Handmaid’s Tale» («El cuento de la criada») son algunas de las series que más han dado de hablar entre la crítica especializada estadounidense y el público este curso televisivo. De hecho, uno de los mayores atractivos de estas ficciones ha sido el contar con intérpretes y directores procedentes del mundo del cine. Aún así, la gran sorpresa de estas nominaciones a los Premios Emmy ha sido «This Is Us» que, con cinco nominaciones, supone, en cierto modo, el reconocimiento a un género televisivo como el melodrama familiar (desaparecido en los últimos tiempos).

[Consulta la lista de todos los nominados a los Premios Emmy 2017]

*Better Call Saul

Cuando «Better Call Saul» comenzó a emitirse en Netflix, muchos anticiparon que el éxito del spin-off de «Breaking Bad» vendría rodado gracias, precisamente, al hecho de ser heredera de la magistral ficción de AMC. La trama, protagonizada por el abogado de escasa ética Jimmy McGill (Bob Odenkirk) antes de convertirse en Saul Goodman, comenzó en 2015 echando mano de algunos de los personajes de la ficción original, como Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks) o Tuco Salamanca (Raymond Cruz), aunque en nuevas y originales tramas ideadas bajo la batuta de Vince Gilligan y Peter Gould, este último creador del aclamado personaje de Goodman.

Sobre «Better Call Saul», no obstante, planeó siempre la sombra de Walter White así como la incógnita de si, una vez agotada la nostalgia por la serie de AMC, la ficción sería capaz de mantener el interés o, por el contrario, el personaje del picapleitos corrupto acabaría quemándose. Dos años después y con tres temporadas (la última ya está disponible en Movistar+), es un hecho que la trama protagonizada por Odenkirk ha perdido su dependencia de la serie matriz y tiene mucho más que ofrecer que un puñado de personajes de «Breaking Bad» y el recuerdo de la premiada serie. su nominación a los Premios Emmy evidencia su consolidación.

[Lee aquí la crítica completa de la serie]

*The Crown

La serie no es un relato edulcorado de los Windsor ni una hagiografía, sino lo contrario: la historia de un éxito colectivo conseguido por hombres y mujeres llenos de defectos que se dejaron aconsejar, así como de un pueblo que entendió el valor simbólico y funcional de la monarquía británica. La cosecha de premios obtenidos, y su nominación a estos Premios Emmy, no nos extraña a quienes hemos quedado magnetizados por ella y nos hemos conmovido al ver cómo Churchill era homenajeado por el Parlamento con un retrato suyo mientras sonaba Pompa y circunstancia, o mientras el rencoroso y atildado Duque de Windsor veía por televisión la esplendorosa ceremonia de coronación de su sobrina. En esos momentos hemos sentido un patriotismo reflejo, tal como nos sucede con películas épicas de directores como Spielberg, Mel Gibson, Frank Capra, John Ford o Peter Weir. A falta de pan, nos queda Hollywood.

El próximo 8 de diciembre regresa «The Crown», la serie escrita por Peter Morgan («The Queen») y protagonizada por Claire Foy que cuenta los inicios del reinado de Isabel II, cuando se desmonta el frágil orden social establecido después de la Segunda Guerra Mundial. La segunda temporada de la ficción que se coronó en los Globos de Oro (ganó el premio al mejor drama y mejor actriz protagonista), y pretende hacer lo mismo en los Premios Emmy, empieza con los soldados de las Fuerzas Armadas de Su Majestad librando una guerra ilegal en Egipto y termina con la caída de su tercer primer ministro Harold Macmillan tras un devastador escándalo. La nueva entrega será testigo del fin de la era de la sumisión y marcará el inicio de la revolucionaria década de los sesenta.

[Lee aquí la crítica completa de la serie]

*The Handmaid's Tale

La calidad de «The Handmaid's Tale», otra de las nominadas a mejor serie dramática en los Premios Emmy 2017, es evidente, aunque sus aciertos no la libran de caer en ciertas tentaciones: la voz en off y los flashback, si bien necesarios para conocer y entender la historia de Defred (Offred, nombre que toma por pertenecer a su Comandante), la protagonista interpretada por Elizabeth Moss («Mad Men»), resultan algo pesados y no dejan de ser un recurso sencillo con el que abordar lo que no se sabe contar con la cámara.

Basada en la novela «El cuento de la criada», de Margaret Atwood, Premio Príncipe de Asturias de Las Letras en 2008, en lugar de imaginar la sociedad del futuro como una más avanzada gracias a la tecnología, esta distopía la representa como una más conservadora y represiva, fundamentalista, en el que el Estado, teocrático y fascista, recupera los valores puritanos y combate la infertilidad esclavizando sexualmente y adoctrinando a «las criadas», esas mujeres que deben dar a luz a los hijos de sus gobernantes o ser castigadas.

La serie -que ya tiene asegurada una segunda entrega-, ha obtenido un gran recibimiento por parte de crítica y público. «The Handmaid’s Tale» es exactamente el tipo de narración emocionante y estimulante que queremos traer a los espectadores», afirmó el vicepresidente y jefe de contenido de Hulu, Craig Erwich. «No podemos esperar a explorar el mundo de Gilead y continuar la visión de Margaret con otra temporada en Hulu», aseguró en su momento.

[Lee la crítica completa de la serie nominada a los Emmy aquí]

*House of Cards

El uso de los medios por parte del poder será de nuevo un tema recurrente este curso, tal y como se puede apreciar casi desde el inicio, en uno de los medidos y teatralizados discursos de Claire (Robin Wright). El matrimonio Underwood maneja la comunicación, clave para configurar la opinión pública tan bien como a sus amigos y enemigos. Cualquier cosa vale para crear una pantalla de humo que haga olvidar sus trapos sucios. Las comisiones parlamentarias de investigación son casi un sainete manejado por Frank Underwood, que sigue pausando la acción para explicar al espectador directamente sus trucos. Una herencia de la serie británica que adapta.

Ya sea centrándose en Claire o en Frank, «House of cards», la primera serie producida por Netflix, sigue siendo excelente para dejar al espectador con la boca abierta. Cuando pensabas que los Underwood habían llegado al límite de lo humanamente soportable, se supera. Gran parte de su éxito, de hecho, reside en jugar con la ficción y la realidad: «¿Habrá políticos capaces de algo así? ¿En manos de quién estamos?». Hay una voz interior que te dice que nadie real podría ser tan poco humano.

[Lee aquí la crítica completa de la serie]

*Stranger Things

Todavía no hemos visto la segunda tanda de capítulos y ya sabemos que habrá una tercera temporada de «Stranger Things». Los nuevos capítulos de la serie de ciencia ficción llegarán el viernes 27 de octubre a Netflix, justamente el fin de semana previo a Halloween. El anuncio de la fecha de estreno vino acompañado de un nuevo póster promocional en el que se puede ver a los cuatro niños protagonistas observando en el cielo al nuevo mostruo que posiblemente tengan que derrotar.

Lo poco que se sabe sobre «Stranger Things» es, entre otras novedades, el número de episodios (nueve) así como la incorporación de nuevos personajes. Es más, los nuevos episodios tendrán lugar un año después de los acontecimientos del final de la primera temporada: los ciudadanos de Hawkins (Indiana) aún se están recuperando de los horrores del Demogorgon y de los misteriosos sucesos ocurridos en el laboratorio. Will Byers ha regresado del Mundo del Revés, pero un ente más grande y siniestro sigue amenazando a los que han sobrevivido.

*This Is Us

Que «This is Us» es una de las series del año ya quedó claro con las nominaciones a los últimos Globos de Oro, donde la ficción de NBC demostró que no solo tenía el favor del público, sino también de la implacable crítica. La nueva serie de la NBC ha conseguido rescatar el drama familiar y, con un nostálgico lavado de cara, lo ha convertido en su buque insignia de la temporada. También, sin duda, se ha colocado como una de las grandes sorpresas en las nominaciones de los Premios Emmy.

Una familia entrañable por sus rarezas, por sus manías y por ser diferente. En «This is us» hay amor, y también riñas; hay momentos para sentirse integrado y otros para creerse excluido; para estar solo y acompañado; para el orgullo y la inseguridad. Cada miembro de la familia Pearson es una arista de un monumento tremendamente complejo, pero común. Nada, por muy distinto que sea a nosotros, nos suena extraño: todos hemos sido o conocemos a alguien en algún momento que encaja con alguno de los Pearson. La cotidianidad triunfando en pantalla (15 millones de espectadores han seguido la primera temporada en EE.UU.), eso sí que es extraordinario.

[Lee la crítica completa de la serie aquí]

*Westworld

«Westworld» es una de las series del año 2016 y, sobre todo, es una de las series del futuro. Ha recibido buenas críticas -aunque con algunas salvedades-, una más que digna audiencia y sus primeros reconocimientos oficiales. Es la gran aventura presupuestaria y dramática de HBO tras «Juego de tronos». Basada en una historia de Michael Crichton de los años setenta, y creada por los Nolan (no los hermanos, sino el matrimonio): Jonathan Nolan y Lisa Joy; con J. J. Abrams de productor ejecutivo.

El argumento es conocido: un parque recreativo futurista que recrea el Far West y cuyos androides irán despertando a la propia conciencia.

[Lee aquí la crítica completa de la serie]

comentarios