Netflix

«Love», otra buena mala serie

Tras el agridulce sabor que nos dejó «Santa Clarita Diet», recuperamos la ficción donde Mickey y Gus hablan de amor

Escena de «Love». Netflix estrena el 10 de marzo su segunda temporada
Escena de «Love». Netflix estrena el 10 de marzo su segunda temporada
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace poco más de un año que llegó «Love» a nuestras vidas. Aparentemente ofrecía una forma distinta de contar una historia de amor. Lo que no nos dijo Netflix es que esa historia de amor era distinta por sí sola. No hace falta ser un experto en comedias románticas para percatarse de ello, solo hay que ver el principio. Bueno, las circunstancias (y la cara) de Mickey ya te avisan de que no es la típica chica que esperas conocer un sábado por la noche (aunque es con la que más probabilidades tienes de encontrarte).

Mickey es un alma perdida (sin ningún motivo exacto) que solo busca un poco de amor

Chispa hay entre ellos, misteriosamente. No podemos negarlo. Aún así nos cuesta creer por qué una chica como ella se iba a fijar en un chico como él. Sin embargo, poco a poco, descubrimos que

Mickey

no es tan inocente como creías.

Fuma, bebe, tontea con sustancias que no debería

, es mal hablada y algo dramática, pero ¿quién no lo ha hecho alguna vez? Es un alma perdida (sin ningún motivo exacto) que solo busca un poco de amor. Es ese estereotipo, pero en chica, de «hombre perdido» que toda mujer busca y que, en el fondo, tiene buen corazón. Además, contaba ya con nuestro eterno apoyo por haber dado vida a Britta en «Community» antes.

Gus, por su parte, se presenta como un chico tímido y adorable. De los que te encantaría abrazar hasta decir basta. Pero, como ella, también evoluciona. Se vuelve contestón, prepotente y algo impertinente. Protagoniza escenas que jamás podrias imaginarte en el primer par de episodios. Puede que los actos de ella ayuden a su cambio o puede que simplemente fuera un cretino antes. Y de repente, cuando decides que no merece la pena seguir con esta tortura, que es mejor abandonar a Mickey y a Gus a su suerte, es entonces cuando Netflix te sugiere otra serie para ver. Sí, acabas de ver la temporada entera.

Queda poco más de una semana para que llegue la segunda temporada. Netflix la pondrá a disposición de sus suscriptores a las 9.00 horas del 10 de marzo. La segunda temporada los sitúa ya como una pareja convencional (¡por fin!). Sin embargo, ella seguirá siendo igual de desastre e intentará superar otra adicción: esta vez al sexo. Pero no, no seré yo quién vea cómo estos dos se destrozan la vida por pelear para estar juntos. A primera hora de la mañana, no; pero después de cenar, sí.

comentarios