Es noticia:

Netflix estrena «Altered Carbon», un híbrido entre «Black Mirror» y «Blade Runner»

La plataforma presenta hoy a sus clientes (9.01) su innovadora serie de ciencia-ficción, de la que «hablará todo el mundo» y protagonizada por Joel Kinnaman y James Purefoy

Joel Kinnaman protagoniza «Altered Carbon», la nueva apuesta de Netflix
Joel Kinnaman protagoniza «Altered Carbon», la nueva apuesta de Netflix - NETFLIX
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

¿La mente y la conciencia de un ser humano podrían cambiar de cuerpo algún día y traspasarse a otro? Resolviendo positivamente esa incógnita se presenta «Altered Carbon», la nueva serie original de Netflix, protagonizada por Joel Kinnaman, James Purefoy y Renée Elise Goldsberry cuya primera temporada, de diez episodios, se estrena hoy en la plataforma (a las 9.01 horas, como todos sus lanzamientos).

La ficción se centra en la historia del militar japonés Takeshi Kovacs (interpretado por Will Yun Lee), repudiado y asesinado por las autoridades gubernamentales tras sospechar de su relación con una célula «terrorista» dirigida por Quellcrist Falconer (Renée Elise Goldsberry). 250 años después de su captura, en el año 2384, Kovacs se despierta en otro cuerpo criogenizado diferente al suyo: el de un policía del distrito estadounidense de Bay City llamado Elías (Joel Kinnaman).

Lo hace por orden expresa del multimillonario Laurens Bancroft (James Purefoy), un acaudalado empresario de 500 años de edad que vuelve a la vida después de aparentemente haberse suicidado y de perder todos los recuerdos previos a su fallecimiento. Sin embargo, Bancroft está convencido de que no se quitó la vida, sino de que fue asesinado. Por ello, hace que las autoridades despierten a Kovacs, para que sea él quien se encargue de investigar su posible asesinato.

Ciencia-ficción en el siglo XXIV

En la realidad futura en la que está ambientada la trama, a finales del siglo XXIV, la conciencia humana, al más puro estilo «Black Mirror», se almacena en un dispositivo digital y se puede transferir de un cuerpo a otro, lo que permite a los seres humanos sobrevivir a la muerte y poder vivir eternamente, aunque sea en otros entes físicos, almacenando recuerdos y vivencias previas. La historia está basada en la novela «Altered Carbon», que comparte nombre con la serie y escrita por Richard K. Morgan en 2002. Un año más tarde, de hecho, se llevó el Premio Philip K. Dick como Mejor Relato de Ciencia-Ficción del año, el galardón por excelencia en cuanto a este tipo de historias se refiere y que tiene el nombre del creador de la historia de «Blade Runner».

La historia de la serie, sin embargo, está adaptada por su mente pensante, Laeta Kalogridis (responsable del guión de «Shutter Island», «Alejandro Magno» o «Terminator: Génesis), guionista y productora principal de la ficción. Para el papel protagonista, Kalogridis y Netflix han confiado en Joel Kinnaman, un «apasionado» de la ciencia-ficción», como él mismo señala a ABC. «Poder protagonizar esta serie es un sueño hecho realidad. Este es uno de mis géneros favoritos y estoy ante una grandísima oportunidad», declara el actor, «muy orgulloso» de ponerse al frente de un producto «inédito». «Nunca se había hecho una serie como esta», aclara.

Para poder interpretar a Takeshi Kovacs, Kinnaman tuvo que afrontar una «preparación muy dura». «He tenido que pasar varios meses machacándome en el gimnasio. Han sido seis meses especialmente duros y he tenido que ser muy exigente con mi dieta durante más de un año», confiesa, al tiempo que asegura que su personaje es «muy interesante» y que siempre había fantaseado «con poder interpretar un papel así».

El protagonista, además, confía en que la serie pueda aprovechar el tirón del reciente estreno en los cines de la segunda película de «Blade Runner» para ganar adeptos. «Creo que a todo el mundo que le guste “Blade Runner” le encantará “Altered Carbon”. Tienen más cosas en común de las que puedan imaginarse a simple vista.

Sin problemas con Kevin Spacey… «por suerte»

Es la primera vez que Netflix decide poner a Kinnaman al mando total de una serie, después de testarle en la quinta temporada de «House of Cards» en el papel del antagonista Will Conway, el rival electoral de Frank Underwood (Kevin Spacey) en la última entrega hasta el momento de la ficción, inmersa en la grabación su sexta temporada. Antes, el actor había protagonizado «The Killing», la exitosa serie de Fox cuyos derechos también ha adquirido la plataforma. «Fue genial trabajar en “House of Cards”. Guardo un gran recuerdo y es genial que Netflix vuelva a confiar en mí», cuenta, sin entrar a valorar las acusaciones por abusos sexuales que han salpicado en los últimos meses a Kevin Spacey, protagonista principal de la serie. «Personalmente, no tuve ningún problema con él, por suerte. Creo que Netflix ha sabido gestionar muy bien la situación. Le deseo buena suerte», matiza al respecto.

La historia también tiene trazas de «Westworld», la exitosa serie de HBO, así como ciertos tintes de «Bright», la otra apuesta futurista producida por Netflix y dirigida por David Ayer, responsable también de «El escuadrón suicida», el filme sobre los villanos del Universo de DC Cómics y en la que Kinnaman interpreta a Rick Flag, uno de los personajes principales. «Fue genial trabajar con David (Ayer). Le quiero mucho, tenemos muy buena relación. Es un director brillante y me encantaría volver a trabajar con él», enfatiza.

Junto a Kinnaman, «Altered Carbon» también está protagonizada por James Purefoy y Renée Elise Goldsberry. Purefoy interpreta al multimillonario Laurens Bancroft, «un hombre casado desde hace cientos de años, con muchísimos hijos, que muere y quiere descubrir por qué», destaca el propio actor a este medio, que añade que «la serie va a tener mucho éxito». Goldsberry, por su parte, hace de Quellcrist Falconer, «una líder rebelde» que es «una mujer muy intuitiva, con un gran valor y mucha capacidad de seguir adelante». Toda una «heroína del futuro» que se enfrenta a su primer gran papel televisivo tras triunfar en teatros y musicales.

«La tecnología nos supera»

En la misma línea de «Black Mirror», la serie también hace mella en el papel que juega la tecnología en la sociedad. «Los avances han sido tales que nuestras vidas están controladas en muchos aspectos. La tecnología ha llegado a un punto que ya nos supera. ¡Si hasta trabajamos desde nuestros teléfonos móviles!», considera Goldsberry. Purefoy comparte su punto de vista, mientras añade que «Altered Carbon» es «muy similar» a «Blade Runner», trama con la que «está totalmente conectada».

De un modo u otro, no cabe duda de que la ficción poco tiene que ver con la gran mayoría de las series presentes hoy en la televisión. «Tenemos una oportunidad muy buena y el proyecto es tremendamente innovador. Es fascinante pensar que todo el mundo va a estar hablando de la serie y espero que así sea», sentencia Purefoy.

El pasado año, Atresmedia, en colaboración con Globomedia produjo una serie parecida en España: «Pulsaciones». Creada por Emilio Aragón, se centraba en la historia de un médico que sufría un accidente cardiovascular del que lograba sobrevivir gracias a que se le implantó el corazón de un periodista que, paralelamente, sufrió un accidente. Tras ello, el médico comenzó a revivir recuerdos y situaciones que habían sido vividas por el periodista en el pasado, gracias a «la memoria del corazón». Netflix, ahora, tratará de reventar el filón.