Netflix

«Iron Fist», el rechazo de la sociedad

Finn Jones protagoniza la cuarta pieza que Marvel y Netflix ha preparado antes de «Los Defensores»

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Daredevil fue el encargado de inaugurar la larga lista de adaptaciones que Marvel quiere y está llevando a cabo con Netflix. Pusieron toda la carne en el asador: el chico guapo ciego que sabe pelear en los juzgados y en la calle y, además, lucha para conquistar el corazón de una chica con la que tus padres sueñan por tener en la familia. Jessica Jones llegó en el momento exacto para subirse a la ola de personajes femeninos con un caracter, que reclaman que no necesitan ningún hombre para crear una buena trama (y con razón). Con «Luke Cage» apostaron por denunciar la situación del colectivo negro. El resultado fueron aprobados y con nota. ¿Su secreto? Quitarse los estereotipos que el cine les había dado para centrarse en la parte más humana de estos superhéroes. Acercarse nuestro mundo para dotarles de problemas comunes como el racismo o la corrupción.

Este viernes es el turno de «Iron Fist». El último examen de este cuarteto (eso sí, con el camino más que allanado), antes de su gran prueba: «Los Defensores». Para los que crean que tanto Netflix como Marvel habrán seguido con él el mismo camino que con los tres anteriores... estás en lo cierto. Sin embargo, tenemos que advertirte de que no te enganchará, si es que lo hace, hasta el quinto capítulo.

Danny Rand vuelve a la civilización 15 años después de sufrir un accidente de avión con sus padres en el que los dieron por muertos. Pero él no murió. Fue acogido por unos monjes en el K'un-Lun, un lugar entre el Cielo y la Tierra, donde le entrenaron en las artes marciales y se acabó convirtiendo en el «Iron Fist», Puño de Hierron en español. Si estás familiarizado con los cómics, sabrás mucho más de este lugar de lo que se cuenta en la serie. Por si no lo conoces... esperaremos unos días hasta contártelo para que te de tiempo a verla.

Por primera vez, desde la unión de Netflix y Marvel, veremos a un protagonista que adquiere un poder que le llega por una dimensión mística. No tiene nada que ver con la ciencia, pero tendrá que vérselas con ella, en el mismo lugar que «Legion». Los dos saben lo que es que los tomen por locos, aunque uno más que otro... Aunque algo sí que ha heredado de «Jessica Jones» y «Luke Cage»: los superhéroes, por ser superhéroes no tienen porque ser buenos (al menos, no del todo). «Iron Fist» lleva esa enseñanza un nivel más allá: Todos podemos ser los buenos y los malos de la historia al mismo tiempo, solo depende desde que punto de vista se mire.

Olvídate del cómic

«Iron Fist» hay que verla como una serie inspirada en los cómics. Si esperas una fiel reproducción de ellos, no pulses el play. No queremos revelaros demasiado, pero sí tenemos que pediros que os fijéis en los nombres de las tiendas y en pósters que aparezcan en las paredes, sobre todo si queréis ver el cameo de Stan Lee. De hecho, no sabemos aún si le veremos con su traje verde y amarillo. Parece que su seña identificativa va a ser el tatuaje de su pecho:

comentarios