Juego de tronos

La explicación científica al último misterio sin resolver de Jon Nieve

La genética juega un papel decisivo en el color del cabello de Aegon Targaryen

Jon Nieve en «Juego de tronos»
Jon Nieve en «Juego de tronos»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

[Atención: este artículo contiene spoilers de «Juego de tronos»]

Aunque ya se había sugerido en la sexta temporada de «Juego de tronos», ha sido esta séptima y penúltima entrega de la serie de HBO la que ha revelado, por fin, quién es el heredero legítimo al Trono de Hierro.

No solo es clave la verdadera identidad de Jon Nieve, cuyo nombre real es Aegon Targaryen, sino también que fue concebido de forma legítima tras la anulación del matrimonio de su padre, Raeghar Targaryen, con Elia Martell y su posterior unión legal en Dorne con la hermana de Ned, Lyanna Stark. Por tanto no es un bastardo, como se nos había hecho creer desde el principio de «Juego de tronos» para protegerlo de la ira de Robert Baratheon contra la dinastía de dragones y la ambición desmedida de su viuda Cersei Lannister.

Sin embargo, el físico de Jon Nieve, pese a ser de la familia Targaryen, luce muy distinto a esta dinastía. Moreno de ojos oscuros, parecía improbable averiguar su ascendencia real sin las pistas que la serie y los libros han ido arrojando a lo largo de su desarrollo (su lobo, Fantasma, era el único blanco de los huargos). Todos los miembros de la Casa de los dragones tienen el pelo rubio platino y ojos color púrpura o índigo. ¿Por qué entonces Jon Nieve es moreno?

Tradicionalmente, los Targaryen se unían entre ellos para mantener puro su linaje. Sucedió con el Rey Loco, hijo de los hermanos Jaeherys II y de Shaera, y también con Rhaegar, Viserys y Daenerys, hijos de la unión entre el Rey Loco y su hermana Rhaella. Sin embargo, Raeghar, enamorado de Lyanna Stark, propició el cambio de color de su línea sucesoria.

La clave, para los que no son expertos en genética, la dieron las últimas palabras de la antigua Mano del Rey Jon Arryn antes de morir: «La semilla es fuerte». El marido de Lysa Tully se refería en ese momento a la descendencia de Robert Baratheon, cuyos bastardos habían heredado todos el cabello oscuro del Rey, por lo que los hijos de Cersei no eran su progenie y, por tanto, tampoco herederos legítimos al Trono de Hierro. Esta revelación no solo le costó la vida al señor de Nido de Águilas, también a Ned Stark, que en un alarde de honorabilidad e ingenuidad se lo confesó a Cersei, escribiendo su sentencia de muerte.

El futuro, ¿claro u oscuro?

Jon Nieve no podría haber nacido rubio platino. El moreno de Lyanna Stark así lo determina, pues es un gen dominante y no recesivo, como el de los Targaryen. A Jon, como hijo de Lyanna y Raeghar, le corresponde un gen recesivo y uno dominante, que es el moreno y el que finalmente se impone. Sin embargo, si Daenerys pudiese finalmente concebir... ¿un hipotético hijo con Jon Nieve sería rubio o moreno? La cuestión está en el aire, pues en ese caso el vástago de ambos podría heredar el gen dominante de los Stark y el recesivo de los Targaryen, por lo que sería moreno, o ambos recesivos, y ser rubio.

comentarios