TERCERA TEMPORADA «THE AFFAIR»

Joshua Jackson: «No creo que Woody Allen sea experto en relaciones, a juzgar por las suyas»

La tercera temporada de la serie se estrena este lunes en Movistar Series (23.30) y añade una quinta perspectiva

Joshua Jackson
Joshua Jackson - MOVISTAR
MARÍA ESTÉVEZ Los Ángeles - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Regresa a la televisión (Movistar Series, lunes a las 23.30) la tercera temporada de «The affair», una serie que nos dejó con las repercusiones del accidente y, por supuesto, el bebé y los problemas que ocasiona. Continúa la historia de dos parejas que, lo quieran o no, van a mantenerse siempre en la vida de los otros. Este curso se añade además un quinto punto de vista. «Creo que todo el mundo se está preguntando, ¿cuándo Cole y Helen van a tener sexo? Y puedo prometeros que eso no va a suceder esta temporada. Quitarlo del radar. Es una serie con cuatro protagonistas que entrelazan sus vidas. Cole y Helen tienen una relación interesante, porque hay historia entre ellos, sin embargo, no creo que se conozcan bien», explica, sin revelar demasiado, la guionista Sarah Treem, creadora junto con Hagai Levi de esta premiada ficción.

Si hace quince años la infiel era interpretada como la villana de la mayoría de las historias que se escribían en la televisión o la idiota en dos dimensiones que se dejaba embaucar, la visión ahora es radicalmente distinta. Basta ver a Olivia Pope en «Scandal», que convertida en la heroína, lejos de arrepentirse ha tomado las riendas de su propia vida. «Creo que el papel de la mujer engañada también ha cambiado. No se presenta hecha jirones, como una justificación para el engaño. Lo que ha ocurrido es que el escenario es más real, el hombre ha dejado de ser el héroe», apunta Maura Tierney, Helen en la serie.

En esta tercera temporada no se presenta el arquetipo del amante ni se explora desde un punto de vista humano, al menos todavía no. «Es cierto, no somos los únicos que mostramos ese tipo de relación con cierta normalidad. Unas veces te toca ser la mujer, otras la amante, pero siempre somos la misma persona», admite Joshua Jackson, el actor que da vida a Cole. Sorprendentemente, las parejas de la serie se mantienen en relaciones disfuncionales durante años. Algo que a Joshua Jackson le parece muy real. «Cada individuo es diferente. En “The Affair” hablamos de dos matrimonios, de sus dinámicas, de su estructura de poder, del peso que cada uno de ellos trae a sus espaldas por sus relaciones pasadas. No sería capaz de explicar por qué, en general, la gente se mantiene en relaciones que no funcionan. En el caso de Cole y Alison, tienen mucho en común, comparten su propia tragedia y eso les une. Han pasado tantas cosas juntos, particularmente él, que les es imposible romper. Sin embargo, creo que cada relación que aparece en la serie es distinta, cada uno representa un arquetipo de personalidad diferente», insiste.

Sentados en una suite del hotel Beverly Hilton de Beverly Hills, los protagonistas declaran la filosofía que se esconde tras los papeles que interpretan. «Cuando el daño de vivir en pareja se vuelve más doloroso que el umbral que uno puede resistir, termina rompiendo. Tenemos demasiada tolerancia para el dolor, de otro modo terminaríamos antes y seríamos más fáciles. Hay algo existencialmente terrible en vivir con alguien al que has dejado de amar», advierte Tierney.

A Joshua Jackson y a Maura Tierney representar a esta pareja les provoca incertidumbre. «Al principio de la segunda temporada nosotros estábamos en el mismo barco. En la primera temporada, la historia se contaba desde la perspectiva de Cole, y a veces de Noah. Ahora, sin embargo, hay un cambio radical a lo que hemos visto. Para mí es una alegría interpretar a una persona en tres dimensiones, capaz de cambiar dependiendo a lo que se vea expuesto», reconoce Joshua. «Yo he tenido que adaptarme y me ha costado, me he visto obligada a recordarme que hay otras posibilidades. Que mi personaje no crecía únicamente desde el punto de vista de Noah. Me llevó más de un minuto encontrar su libertad en la página, y hablo en términos de cómo entender mi interpretación. Sinceramente, una vez que he descubierto lo que realmente querían los guionistas, he aprendido a divertirme con ella y mantenerme presente en cada escena», añade ella.

Decía Woody Allen, el cineasta neoyorkino, que las mujeres necesitan amar para tener sexo y los hombres necesitan sexo para dar amor, pero cuando se lo mencionó Joshua considera que no es el mejor ejemplo. «No creo que Woody Allen sea un experto en relaciones sentimentales a juzgar por las suyas. De todas las personas que podríamos mencionar prefiero no comentar las de Allen, creo que él necesita averiguar más antes de dar ese tipo de respuestas», advierte el actor haciendo una broma. «Lo mejor de trabajar en la televisión es que no tienes que imaginarte el personaje en su totalidad porque lo vas descubriendo según evoluciona. De algún modo, el papel forma parte de tu propia vida», admite Jackson, quien terminó hace unos meses con la actriz Diane Kruger tras una década viviendo juntos. «En ocasiones cuesta reconocer donde empieza el personaje y dónde terminas tú. Acabas reaccionando como ellos y te marcan, no voy a negar que Cole me ha marcado a lo largo de estos tres año», concluyó.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios