Black Mirror 3x05

El homenaje de «Black Mirror» a la escena inicial de «Malditos Bastardos»

El capítulo 3x05, «La ciencia de matar», recuerda al momento en el que el Coronel Hans Landa busca a unos judíos que se esconden del terror nazi

El homenaje de «Black Mirror» a la escena inicial de «Malditos Bastardos»
F. Muñoz - Actualizado: Guardado en: Actualidad

[Atención, a partir de aquí es todo spoiler del capítulo «Black Mirror» 3x05, «La ciencia de matar» («Men against Fire»)]

Cada temporada de «Black Mirror» consagra un capítulo como su obra maestra. El de esta tercera temporada ha sido «San Junípero», por lo que cualquier episodio posterior al de esa emocionante historia de amor iba a quedar ensombrecido. Y así ocurre con el 3x05 (en español titulado «La ciencia de matar» y en inglés «Men against Fire»).

Más allá de entrar a valorar cuál es mejor (vota aquí tu favorito), vamos a fijarnos en el paralelismo de este capítulo con la película de Quentin Tarantino «Malditos Bastardos». Con la escena de la rata y la ardilla del coronel Hans Landa, nada más y nada menos. Por supuesto que hay diferencias: la ausencia de un personaje tan redondo como el de Christoph Waltz o la falta de un contexto que ancle la historia (en la serie se busca sorprender al espectador en mitad del capítulo al explicar lo que hasta ese momento era inexplicable). Pero a pesar de esas diferencias, hay parecidos más sutiles.

Escenario, toma 1

Arranca la escena de la serie como arranca en «Malditos Bastardos». Quien oculta a los refugiados está sentado en la cocina mientras la persona al mando de los soldados habla (le interroga de manera «amable») sobre los judíos (Landa los llama ratas) o las cucarachas (en la serie, aún no sabemos a qué se refieren). En cualquier caso, hacen un discurso contra esos seres, diciendo que la humanidad no puede permitir que se reproduzcan. Aunque evidentemente la ficción televisiva carece del pulso y la tensión que se vive en la obra de Tarantino, el trasfondo es el mismo: ambos militares buscan que el encubridor confiese su delito.

En esa escena ya se ve cuál es el trasfondo de lo que está por venir. Todo se resume en que los soldados, ya sean los nazis «bastardos» o los equipados con tecnología futurista, tienen que localizar y exterminar a «seres inferiores» que no entran en la categoría de humanos. Es decir, no hay solo una similitud en el escenario, sino también en el discurso de los protagonistas de la escena.

Acción, toma 2

El momento de máxima tensión se da en ambos casos cuando localizan a los judíos y a las «cucarachas». Ambos grupos están hacinados en un lugar oculto para tratar de no ser descubiertos. Todos saben que el destino que les espera si son localizados es la muerte. Para todos menos para una afortunada que en ambas historias logra escapar.

Huida, toma 3

Las similitudes formales desaparecen en la parte de la huida. Mientras que Tarantino apuesta por una toma frontal y lejana, en «Black Mirror» es lateral. También desaparece la figura del Coronel Hans Landa gritando, tras errar el disparo, «Au revoir Shoshanna». El resto es igual: una refugiada huye hacia el bosque mientras los disparos le rozan la cabeza. Finalmente, los soldados destruyen la casa. Todo acaba de la misma forma.

Al final, lo que queda en ambos casos, es un poso de desolación en el espectador ante la falta de humanidad que muestran ambos grupos militares. Todo se resume en que para unos y otros la búsqueda de los enemigos es una caza al animal, un asesinato de seres que consideran inferiores. En el caso de «Malditos Bastardos» la historia nos enseñó que los nazis trataron así a los judíos. En de «Black Mirror», el espectador debe esperar un poco más para entender lo perverso de la tecnología en la guerra.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios