Actualidad

La familia Valverde, nuevos vecinos de «Acacias 38»

Manu Regueiro, Laura Rozalén y Jordi Coll llegan este miércoles a la serie de La 1

La familia Valverde en Acacias 38
La familia Valverde en Acacias 38 - TVE
CARMEN ANIORTE Madrid - Actualizado: Guardado en: Actualidad

«¿Qué le pasa a este edificio en el que ocurren tantos asuntos de enjundia?», afirmaba hace varios capítulos la chismosa de Doña Susana, propietaria de la sastrería de la Calle Acacias, que ha vivido bodas, bautizos, robos, suicidios, atentados e incluso misterios sin resolver. Y es que a lo largo de este tiempo en «Acacias 38», la serie producida por Boomerang TV para La 1, han sido muchos los personajes que han entrado y otros que han ido desapareciendo de las más variadas maneras. Esta serie que lleva ininterrumpidamente en antena desde abril de 2015 y se ha convertido en todo un referente de la franja de sobremesa de TVE.

Tras muchas idas y venidas, como la de Manuela (Sheyla Fariña) y Germán (Roger Berruezo), la gran pareja del principio de la serie, la ficción recibe este miércoles a una nueva familia, los Valverde. Manu Regueiro, Laura Rozalén y Jordi Coll se meten en los personajes de Arturo y Elvira (padre e hija) y su fiel criado Simón. Ellos son los inquilinos de la viuda de Hidalgo (Doña Rosina) que ahora se ha marchado junto a su hija y el marido de esta a vivir al campo. Los tres como aseguran llegan con «una preciosa historia de amor imposible, llena de sorpresas y giros inesperados». Además, al personaje interpretado por Jordi Coll la calle y el edificio al que llega no le es del todo desconocido: «Voy en busca de un pasado», comenta el actor.

A rimo de vals

Laura Rozalén es Elvira, «una joven educada para ser una dama y casarse con un hombre de su mismo nivel; pero también es un espíritu libre y hace lo que le pasa por la cabeza y no lo que dictan las normas de la época», reconoce. La actriz valenciana asegura que su personaje tiene mucho de ella, ya que ella también «lucha por aquello que es correcto». Además nos comenta que esta serie le encanta «porque es de época, y adoro ese tipo de vestuario. Lo mío va a ser un amor imposible», añade. Aunque graban con un colchón de cerca de tres meses, Laura Rozalén comenta que por ahora con los personajes que más relación tiene son María Luisa, Liberto y Rosina. «Los dos primeros porque son más o menos de mi edad y la otra porque es nuestra casera», subraya.

El actor gallego Manu Regueiro -conocido por series en TVG como «Serra Moura»- es Arturo Valverde. Un militar que ha hecho fortuna tras la Guerra de Cuba, viudo y con una hija que como el mismo comenta «no se atiene a lo que yo quiero para ella. Una persona que considera el honor y la rectitud como valores irrenunciables. Soy recto, muy tradicional y machista... y adoro a mi hija». Asegura que por motivos laborales no ha seguido con asiduidad la serie pero lo que ha visto le ha encantado. Es una serie muy coral y con una estructura de personajes muy bien perfilados». Es evidente, en una serie de emisión diaria se trabaja a un ritmo frenético y nos comenta que es un defensor a ultranza de las producciones nacionales: «Hay quien las desprestigia, pero a los que lo dicen yo les digo que aquí se trabaja de maravilla y que tras cada producción hay un excelente trabajo no solo interpretativo, sino también técnico y de guiones que no tiene nada que envidiar a series que vienen de fuera».

Por último tenemos a Simón Gayarre al que Jordi Coll da vida y define como «un joven responsable, muy educado y reservado. Ha servido a diversas familias de la aristocracia, lo que le ha permitido conocer mundo, aprender idiomas y convertirse en un excelente mayordomo... Lo malo es que se siente atraído por la hija de su señor. Va a haber una confrontación de clases. La llegada de un criado a Acacias 38 va a revolucionar el universo de las criadas del altillo», insiste.

Esta tarde, los nuevos personajes coincidirán por primera vez durante un baile y a ritmo de vals. La música suena, los asistentes se divierten en un gran salón y solo el coronel Valverde parece ajeno y con semblante serio busca la mirada de su hija... que está con el rostro empapado en lágrimas y que corre sin mirar atrás... Para estas nuevas incorporaciones en «Acacias 38» la serie ha apostado por más exteriores y espacios como los salones del Palacio del Soto de Viñuelas. «Para esa primera escena ha habido un gran despliegue de producción poco habitual para una serie diaria. Más de 30 figurantes, 20 bailarines y cinco especialistas, más de 60 trajes y un coche de época... y eso sin contar las cerca de 70 personas de equipo técnico», concluye.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios