El castigo a Los Simpson, un atentado contra la nostalgia

Su traspaso a Neox, con un acumulado del 2,2% de cuota de pantalla este mes, es una sentencia a la longeva serie y el fin de una era en los que los «multiplícate por cero» de Bart o la resentida risa de Nelson conolizaban la parrilla y conquistaban a mayores y pequeños

Homer en Los Simpson
Homer en Los Simpson
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Después de 23 años en la parrilla de Antena 3, «Los Simpson» se mudan a Neox. El histórico movimiento de la veterana serie responde, según la cadena, a las exigencias de la actualidad, castigando a la serie animada con la que han crecido varias generaciones a escribir en la pizarra del canal temático: «No volveré a salir durante las comidas de los españoles en Antena 3».

A pesar de sus 31 Premios Emmy, «Los Simpson» son cada año un poco peores. La ficción animada vivió una época dorada en los años noventa, pero se truncó brúscamente a finales de la década, y desde entonces vive un progresivo declive. Así se desprende del análisis de más de medio millón de valoraciones de los espectadores en el portal eciclopédico IMDB, referencia en cine y series de televisión.

La valoración media de las diez primeras temporadas siempre obtuvo una nota superior al 7,5; entre la segunda y la octava, por encima del 8, con un pico de 8,35 en la quinta temporada, estrenada entre los años 1993 y 1994. A partir de la décima temporada, estrenada entre 1998 y 1999, jamás volvió a alcanzar el 7,5. Cada año, un poco peor.

A pesar de su caída, legiones de fans seguían visionando los capítulos que Antena 3 emitía, sin importarles que fueran reposiciones que se sabían de memoria. El éxito de «Los Simpson» radica más en la fidelidad de sus seguidores que en récords de audiencia. Esta sátira de la sociedad estadounidense fue la primera serie de animación en emitirse con éxito en prime time. Con 29 temporadas y 619 episodios, sigue siendo una de las más longevas de la televisión.

Castigados

Durante su último más en esta franja, «Los Simpson» lograron una media de cuota de pantalla del 8%. Aunque no de forma masiva, la gente seguía viéndolos. Ya formaban parte de la rutina familiar, justo antes de los informativos a los que Bart daba paso desde la pizarra, castigado. Muchos comían viendo las travesuras del hijo mayor del clan amarillo, a la redicha Lisa o las meteduras de pata de Homer. Con su decisión, la televisión española se desmarca de Fox, la cadena original de la serie, que todavía la mantiene en la franja de 14.15 a 16.00 horas.

Su traspaso a Neox, con un acumulado del 2,2% de cuota de pantalla este mes, es una sentencia a la longeva serie y el fin de una era en la que los «multiplícate por cero» de Bart o la resentida risa de Nelson conolizaban la parrilla y conquistaban a mayores y pequeños.

comentarios