Es noticia:

Turquía estalla contra «La casa de papel» y pide que se retire de Netflix: «Es un símbolo de rebeldía»

Voces autoritarias del país consideran que la serie contiene «mensajes subliminales» contra el gobierno de Erdogan

Pedro Alonso, el sádico «Berlín» en «La casa de papel»
Pedro Alonso, el sádico «Berlín» en «La casa de papel» - ATRESMEDIA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La serie española «La casa de papel» se ha convertido en un éxito inesperado en todo el mundo. De la mano de Netflix, la ficción de Atresmedia y Vancouver Media arrasa en países como Brasil, Estados Unidos, Francia, Argentina, Arabia Saudí, Uruguay, India, Noruega o Reino Unido, entre otros. El último en sumarse a esta tendencia ha sido Turquía, donde la serie, la mejor española de la historia según IMDb, ha ganado adeptos a un ritmo imparable.

Inspirada en «Reservoir Dogs», la primera película de Quentin Tarantino, la ficción cuenta la historia de un grupo de ladrones que, dirigidos por El Profesor (Álvaro Morte) y con nombres en clave de ciudades del mundo, perpetran un multimillonario asalto a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de Madrid. Sin embargo, su éxito internacional no parece haber sentado bien en las altas esferas de ciertas naciones. En especial, en Turquía, donde las altas esferas la consideran ahora «un símbolo de rebeldía».

Así lo ha señalado en su cuenta de Twitter el político Ibrahim Melih Gökçeh, exalcalde de Ankara y que cuenta con cerca de 4'3 millones de seguidores en su perfil. Para él, la ficción es un reclamo contra el régimen del presidente Recep Tayyip Erdogan. «La serie es un símbolo de rebeldía. Debe ser intervenida por las autoridades policiales», publicó en sus redes sociales, en las que puso una amplia retahíla de mensajes contra la serie.

«Busca dirigir a la juventud hacia un lugar: la sublevación. Cada fotograma del tráiler de la serie tiene mensajes subliminales y está triunfando en países con muchos rebeldes», señaló Gökçeh sobre la ficción. Para el político, incluso el tráiler de la segunda parte de la serie en Turquía«incita al asesinato» del magnate Ali Koç, uno de los hombres más ricos del país. Koç fue hace años el presidente del Fenerbahçe, equipo de referencia en el país y al que hace años entrenó el técnico español Luis Aragonés.

En términos similares se expresó para hablar de la serie el periodista Ömer Turan, uno de los más célebres tertulianos del país. «El tráiler (de la segunda temporada de la serie) está lleno de mensajes subliminales, de principio a fin», escribió en uno de sus textos de los muchos que le dedicó a «La casa de papel». «Es muy significativo que aquí se permita que exista una serie que alienta la rebelión contra las autoridades y el Estado y que motive a la juventud para que se prepare para la rebelión», comentó Turan en sus redes.

El periodista fue incluso más allá. En uno de los tráileres aparece la inscripción «Berlín es nuestro padre», en referencia a Berlín, uno de los protagonistas de la serie al que da vida Pedro Alonso. Aunque Turan tuvo otro punto de vista y se refirió al nombre del actor como una alusión a la capital alemana como centro de Europa y como «padre». «Para mí, ese mensaje tiene que ver con la burocracia, la economía, el banco central y el aumento del valor del dólar. Ese mensaje no es ni subliminal: es un mensaje que es claro y muy internacional», recalcó.

Podría ser censurada

Por todo ello, ambos han solicitado la intervención e investigación de la serie por parte del Gobierno turco y las autoridades. Su petición podría triunfar, pues la nueva «Ley de internet», aprobada en el país en marzo permite que las autoridades estudien y regulen los contenidos de cualquier plataforma 'online'. En este caso, «La casa de papel» en Netflix, por lo que la serie podría ser censurada y suprimida del catálogo de la plataforma en Turquía en caso de que la cúpula del país apoye las teorías conspiranoicas de Gökçeh y Turan.

De la mano de Netflix, en el país otomano triunfó recientemente «Apaches», otra serie española sobre un periodista que se toma la justicia por su mano para vengar una estafa que ha sufrido su padre. Tuvo un éxito incluso mayor que el que registró en España.