Actualidad

Blanca Suárez: «Hemos contado la historia de Sonsoles de Icaza desde el máximo respeto y consideración»

La actriz interpreta a la marquesa de Llanzol en «Lo que escondían sus ojos»

 Blanca Suárez: «Hemos contado la historia de Sonsoles de Icaza desde el máximo respeto y consideración»
H. C. Madrid - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Altiva, elegante y, sobre todo, bellísima. Así era Sonsoles de Icaza, la marquesa de Llanzol, una dama de la alta sociedad que se hizo conocida entre la aristocracia de los años cuarenta por su relación extramatrimonial con Serrano Suñer, por aquel entonces mano derecha de Franco. Su historia de amor prohibido ha sido llevada a la televisión en «Lo que escondían sus ojos», la nueva miniserie de Telecinco para la noche de los martes. Y la encargada de darle vida en la ficción ha sido la actriz Blanca Suárez, encandilada con la historia.

No hay tantas imágenes de Sonsoles de Icaza como de Serrano Suñer. ¿Cómo se ha preparado el personaje?

Desde el principio contábamos con que íbamos a tener que interpretar muchas cosas. Crear y construir. No había tantos documentos para hacer una construcción superfidedigna de la realidad. Dicen que la marquesa de Llanzol se parecía mucho a su hija Sonsoles. Por eso mismo, hay movimientos que hemos intentado rescatar de su hija y de sus descendientes. Y, sobre todo, testimonios de la gente que estuvo a su alrededor.

La marquesa de Llanzol es un personaje con muchos mátices... ¿Cómo ha podido mostrar tantas caras de un mismo personaje?

A través de los sentimientos. Con Balenciaga, la marquesa mantenía una relación de amistad muy especial y cercana. El diseñador era ese amigo con el que se comportaba con normalidad e intercambiaba las verdades más puras. Dejaba de ser la marquesa de Llanzol para ser solamente Sonsoles de Icaza.

Ella se movía en un ambiente muy alto y creo que le gustaba moverse en él. No era una persona accesible. Por otro lado, tenía sus hijos, su marido… Y de repente aparece Serrano Suñer, el amor de su vida, que arrasa con todo y ahí ya vemos a una colegiala, el descontrol de hormonas y sentimientos.

¿Impone el hecho de que haya herederos a los que aún afecten estos hechos?

No me da miedo porque hemos contado algo que ocurrió. No hemos ido a hacer nada sensacionalista. La historia es la que es y no nos hemos inventado nada. Por supuesto, lo hemos hecho con el máximo respeto y consideración a las personas que han sufrido esta historia en sus propias carnes.

En la miniserie, Emilio Gutiérrez Caba hace de Marqués de Llanzol, es decir, tu marido en la ficción. ¿Crees que a la gente le va a chocar esa diferencia de edad?

Es un poco extraño porque él es un hombre hecho y derecho y, de repente, tiene a una jovencita al lado… Pero es que era así en la vida real.

En esta producción tiene algunas escenas subidas de tono con Rubén Cortada... ¿Son especialmente complicadas estas secuencias?

Al final todas las escenas son complicadas. En estas secuencias en concreto tu pudor es un hándicap un poco más grande que aparece de repente. Tienes que intentar tomártelo con la misma naturalidad que otras escenas, porque si no sufres mucho.

¿Cómo ve al actor de Serrano Suñer?

Me ha encantado trabajar con él y creo que ha sido una muy buena opción. No había coincido con él antes, ni si quiera nos conocíamos, pero nos encontramos en los ensayos y conectamos muy bien.

Es una historia de amor, pero enmarcada en una época oscura y turbia de la historia de España. ¿Interesará «Lo que escondían sus ojos» a la audiencia más joven?

Parece que nos queda lejos. Es gris y nos aburre, pero es nuestra historia. Es importante saber lo que ocurrió. Además esta historia en concreto es muy contemporánea. Es una historia de amor que nos podría pasar a cualquiera.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios