Actualidad

Benjamin Linus (Michael Emerson) explica el polémico final de «Perdidos»

El actor aclara, seis años después del desenlace de la serie, su visión sobre el cierre

Benjamin Linus
Benjamin Linus - ABC
LAGUIATV Madrid - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Hay finales de series a los que volvemos una y otra vez aunque sucedieran hace años. Uno de estos polémicos desenlaces es el de «Perdidos». Aunque esta ficción acabó hace ya seis años, los fans siguen dando vueltas al cierre. ¿Estaban o no muertos los personajes? ¿Era real lo que habían vivido? Michael Emerson, que interpretaba a Benjamin Linus, ha querido dar su versión del polémico final, defendiendo la versión más realista.

«De lo único que estoy seguro sobre la serie es que todo lo que visteis pasó de verdad en la isla, por lo menos las primeras cinco temporadas. Todo eso es real», aseguró el actor durante la convención de fans Walker Stalker. Sin embargo, desde su punto de vista la última temporada es ligeramente más mística. «El final sucede en el futuro. Han pasado años, siglos, milenios. Estamos en una anticámara del más allá, hacia la eternidad si lo prefieres. Todos los personajes de la serie acuden para celebrar el final de la vida», dice Emerson sobre el encuentro de todos los protagonistas en una capilla.

«Todos van a pasar a una vida feliz en el más allá. Como en Shakespeare, todo el mundo pasa de dos en dos. En parejas. Es por eso que creo, según las reglas de "Perdidos", solo puedes pasar al cielo (si quieres llamarlo así) con un espejo redentor. Con alguien que te ha amado sin reservas por cómo eres», señala el actor. Precisamente por eso Emerson no está en esa escena final «Todo el mundo tiene eso, excepto Benjamin Linus. Eso es por lo que no puede avanzar y tiene que esperar. Necesita encontrar su espejo redentor», concluye.

Un fenómeno en internet

«Perdidos», además de pasar a la historia por su polémico final, será recordada por ser una del las primeras ficciones nativas digitales. Cada semana, los fans de la serie especulaban en los innumerables foros de internet sobre el destino de sus protagonistas. Paralelamente, la ficción firmada por J. J. Abrams enseñó a las cadenas españolas la importancia de emitir lo más cerca posible de Estados Unidos. Las emisiones en TVE y Cuatro perdieron potencial porque la serie comenzó a circular en un tiempo récord por internet de forma ilegal.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios