Es noticia:
«Anatomía de Grey»

Ellen Pompeo ganará 16 millones al año, un «ejemplo para las mujeres»

La protagonista de «Anatomía de Grey» firma un contrato histórico para alargar la serie dos temporadas

Pompeo, en sus inicios en «Anatomía de Grey»
Pompeo, en sus inicios en «Anatomía de Grey»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La estrella de «Anatomía de Grey», Ellen Pompeo, ha firmado un nuevo contrato por dos temporadas con la serie que protagoniza desde hace 14 años. Lo hace a lo Cristiano Ronaldo, a razón de 20 millones de dólares por año (16,3 millones de euros). Pompeo explicó a «The Hollywood Reporter» que su salario será de 575.000 dólares por episodio para las temporadas 15 y 16, así como bonos e incentivos. Lanzada en 2005, la ficción médica se desarrolla en un hospital de Seattle y fue creada por la diosa de las series femeninas Shonda Rhimes.

«Los actores odian discutir sus cheques en la prensa», afirma Ellen Pompeo en el «Hollywood Reporter», «pero quiero ser un ejemplo para las mujeres, porque en Hollywood estamos ganando poder y oportunidades». La entrevista contiene gemas como su reacción inicial al éxito instantáneo de la serie en 2005 («Sabía que estaba jodida») o cómo al leer el primer guion en 2004 se reveló contra su agente: «No quería verme atrapada en una serie durante cinco años».

Sus palabras coinciden con lo que reveló a ABC hace unas semanas: «Trabajar nueve meses durante catorce años en el mismo show puede ser complicado, pero depende de las prioridades de cada uno. A mí la inseguridad de no tener un trabajo me estresa. Me siento más cómoda, para asegurar el porvenir de mis hijos, con un cheque a fin de mes».

Pompeo recibió consejos de negociación realmente serios de su jefa y mentora, Shonda Rhimes: «Decide lo que crees que vales y luego pide lo que crees que vale la pena, porque nadie va a dártelo». Esto la llevó a pedir 600.000 dólares por episodio. «Tal vez sea mi educación irlandesa-católica, pero nunca quise ser percibida como demasiado codiciosa. O tal vez es solo que, como mujeres, ese es nuestro problema; un hombre no tendría ningún problema en pedirlos. Nosotras pensamos: ¿está bien? Pero mi agente me preparó varias estadísticas y la serie ha generado casi 3.000 millones para Disney. Cuando tu cara y tu voz han sido parte de algo que generó tanto a una de las corporaciones más grandes del mundo, empiezas a sentir que mereces una parte».

Quizás aún más significativo es que cuando Rhimes logró un éxito masivo en ABC –con Grey, «Scandal», «Cómo defender a un asesino» y ahora en un nuevo acuerdo con Netflix–, se llevó a Pompeo con ella. «Shonda me dejaba ser la mujer mejor pagada de la tele, permitiéndome ser productora y firmando un trato sin precedentes».

Salida de Patrick Dempsey

Pompeo percibió que estaba en mejores condiciones tras la partida de Patrick Dempsey en 2015. «Siempre lo usaron contra mí: no te necesitamos, tenemos a Patrick». Y, en reproche para Dempsey, añadió que él se negó a compartir información salarial con ella, mientras estrellas como Bradley Cooper se comprometían a luchar contra la brecha. Pompeo descubrió incluso que los índices de audiencia subieron después de la salida de Dempsey. «Me reí a carcajadas porque no paraban de preguntarme por otros actores. No podía creer lo rápido que el estudio sentía que debía meter un pene allí».

En medio del movimiento #MeToo, tiene un mensaje: el dinero es poder. «A una actriz de 24 años con algunas películas grandes posiblemente le pagan una mierda, desde luego menos que la estrella masculina, y la echarán cuando tenga 33 o 34 años». Ella tiene 48.