«This is us» o cómo ser superhéroes sin capa

La serie «This is us», que en España se emite en Fox Life, cuenta los problemas de una familia a media que se acerca la edad adulta

La familia Pearson, protagonista de «This is us»
La familia Pearson, protagonista de «This is us»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En «This is us» no ha épicas batallas, ni puñaladas por la espalda. No hay risas enlatadas ni sucesos paranormales. Tampoco gángsteres sin escrúpulos ni superhéores con capa. Aquí los poderes se ganan en situaciones cotidianas, porque en «This is us» solo están los Pearson, y la rutina que les rodea a medida que crecen y tropiezan. A través de saltos temporales, de idas y venidas, se explica por qué esta familia es cómo es, y también qué les ha hecho ser así (de normales).

Una familia entrañable por sus rarezas, por sus manías y por ser diferente. En «This is us» hay amor, y también riñas; hay momentos para sentirse integrado y otros para creerse excluido; para estar solo y acompañado; para el orgullo y la inseguridad. Cada miembro de la familia Pearson es una arista de un monumento tremendamente complejo, pero común. Nada, por muy distinto que sea a nosotros, nos suena extraño: todos hemos sido o conocemos a alguien en algún momento que encaja con alguno de los Pearson. La cotidianidad triunfando en pantalla (15 millones de espectadores han seguido la primera temporada en EE.UU.), eso sí que es extraordinario.

El matrimonio Pearson se agobia cuando en vez de uno tiene tres hijos; cuando el dinero no compra un espacio suficiente para los cinco o cuando la lavadora se estropea. Cuando aceptar los sueños del otro significa frustrar los de uno mismo. Pero aún así se cede, a regañadientes y mascullando palabras ilegibles. Los tres pequeños, a medida que crecen, se enfrentan a sus propia zozobra: viven contando los kilos que les sobran, intentando alcanzar la perfección para no sentirse fuera de lugar o en una lucha constante entre físico y sensibilidad. Jack y Rebecca. Kate, Kevin y Randall. Todos luchan por encontrar la mejor versión de sí mismos.

En «This is us» hay risas y lágrimas, momentos embarazosos y otros tiernos. Y la sonrisa de Milo Ventimiglia. Y la adorable frustración de Mandy Moore. Y el carisma de Chrissy Metz, los abdominales de Justin Hartley y el talento de Sterling K. Brown. Una vida sorprendentemente anodina... sin serlo. Una que, con todo, vale la pena vivir. Y ver. Toda una lección. «Hay que coger el limón más amargo que la vida pueda ofrecernos y convertirlo en algo parecido a la limonada».

comentarios