Es noticia:

Elizabeth Olsen se queja del escote de su personaje en «Vengadores: Infinity War»

La intérprete, hermana menor de las gemelas Olsen, se muestra crítica con el vestuario de la Bruja Escarlata, su pepel en el Universo Marvel

Elizabeth Olsen, la Bruja Escarlata en «Vengadores: Infinity War»
Elizabeth Olsen, la Bruja Escarlata en «Vengadores: Infinity War»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El mundo entero ha quedado paralizado en estas semanas por el estreno de «Vengadores: Infinity War», la esperadísima nueva película sobre superhéroes que se ha convertido en todo un éxito en taquilla. Protagonizada por grandes estrellas de Hollywood encarnando a los seres más poderosos del universo Marvel, el filme no ha defraudado y su recaudación así lo demuestra.

Intérpretes de la talla de Chris Hemsworth (Thor), Scarlett Johansson (Viuda Negra), Robert Downey Jr. (Iron Man), Benedict Cumberbatch (Dr. Strange), Mark Ruffalo (Hulk), Zoe Saldaña (Gamora), Vin Diesel (la voz de Groot), Gwyneth Paltrow (Pepper Potts), Josh Brolin (Thanos) o Chadwick Boseman (Black Panther) aparecen todos juntos en la nueva película de Marvel. Junto a ellos, también lo hace Elizabeth Olsen, la hermana menor de las gemelas Mary-Kate y Ashley Olsen, que da vida a la Bruja Escarlata.

A sus 29 años, la joven intérprete da vida a uno de los personajes más poderosos del universo cinematográfico del gigante del cómic. Un papel, el que interpreta, con cuya esencia está feliz, aunque no así con su apariencia, tal y como la propia intérprete ha desvelado en una entrevista con «Elle», en la que ha hablado sobre el vestuario de su personaje. «No me gusta que el vestido de mi personaje tenga tanto escote. Me gustan los corsés, pero me gustaría que mi vestido fuera más alto. Creo que todas (en referencia a Tessa Thompson, que intepreta a una Valquiria en «Thor: Ragnarok» y Scarlett Johansson, Viuda Negra en Marvel), lo llevan, por lo que me gustaría taparme un poco más», confiesa Olsen al citado medio.

«Es divertido, porque a veces me doy cuenta y digo: “¡Vaya, pero si soy la única que lleva escote!”. Y es como una broma constante, porque ellos (en referencia a los diseñadores de su vestuario) no han pensado demasiado en mi forma de vestir», argumenta la actriz. «Y claro, luego ves cómo va vestido mi personaje en los cómics y lleva leotardos y una diadema. La verdad que es horrible. El vestuario que tenemos que llevar no representa a la mayoría de las mujeres», defiende, a la par que lanza otro dardo a Marvel. «Saben que esos vestuarios no molan. Pero pese a ello, hicieron “Wonder Woman”».

Pese a sus palabras sobre su vestuario, no obstante, la intérprete está feliz de trabajar para Marvel. «Me gusta mucho, porque saben que tienen una gran plataforma y la utilizan para ser inclusivos con todos los superhéroes y representar el universo de las películas. Su objetivo no es el de hacer las mismas historias que se han hecho siempre, y creo que es por eso por lo que sus películas continúan teniendo tantísimo éxito», cuenta la actriz.