Es noticia:

Las películas malditas de Hollywood

Recopilamos diez largometrajes que tardaron una eternidad en ver la luz, otras cuyo rodaje fue un tormento y otras que, simplemente, nunca llegaron a estrenarse

El rodaje de «Apocalypse Now», de Francis Ford Coppola, fue una auténtica quimera
El rodaje de «Apocalypse Now», de Francis Ford Coppola, fue una auténtica quimera - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace diecisiete años, el ex-«Monty Phyton» Terry Gilliam decidió embarcarse a hacer una película sobre «Don Quijote de la Mancha», la obra maestra por antonomasia de la literatura española. Sin embargo, el filme, titulado «El hombre que mató a Don Quijote» todavía no se ha estrenado –aunque por fin ha finalizado su rodaje, todo sea dicho–. Tras una amplísima lista de contratiempos que han retrasado su estreno casi dos décadas, estaba previsto que la película viese la luz este mes de mayo en el Festival de Cannes, aunque parece que no será posible.

¿El motivo? La batalla judicial en la que están inmersos el propio Gilliam y el exproductor de la cinta, el portugués Paulo Branco. A pesar de que el tráiler ya se ha estrenado, no parece que el filme vaya a hacerlo próximamente, al menos de momento. Producido finalmente por la española Tornasol Films, no será hasta el próximo 15 de junio cuando la Corte de Apelación de París resuelva el contencioso administrativo entre Gillian y Branco, por lo que el proyecto ideado por el creador de «La vida de Bryan», «Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores» y director también de «Doce monos» todavía tendrá que esperar. El filme, eso sí, estará protagonizado por Jonathan Pryce en el papel de Don Quijote, además de por Olga Kuryenko, Stellan Skarsgard, Rossy de Palma, Alan Driver u Óscar Jaenada.

Con motivo de esta «maldición» que sigue afectando a «El hombre que mató a Don Quijote», ABC recuerda otras diez películas –aunque hay muchas más– que también tuvieron muchos problemas durante sus rodajes y que tardaron una eternidad en estrenarse. O que incluso, nunca lo hicieron. Ya se sabe, como dijo Rodrigo Cortés en ABC, lo complicado que es «acabar una película»...

Mad Max: Furia en la carretera (2015)

En los años ochenta, la trilogía de «Mad Max» fue un auténtico éxito de audiencia. La saga apocalíptica protagonizada por Mel Gibson y dirigida por George Miller se convirtió en todo un reclamo, por lo que el cineasta sabría que en algún momento la recuperaría.

A mediados de los noventa, a Miller se le ocurrió hacer un 'remake', aunque la producción no comenzó hasta principios de la década de los 2000 y estaba previsto que se estrenase entre 2001 y 2002. Sin embargo, los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York obligaron a Miller a paralizar su proyecto y posteriorimente, a frenarlo del todo. Sabía que no era un buen momento para su película y que no lo sería hasta que pasara un tiempo considerable, por lo que abandonó la producción al completo.

Casi diez años después, volvió a retomarla, aunque con nuevo equipo. Con Tom Hardy relevando a Mel Gibson como «Mad Max», la película se rodó en 2012, aunque no se estrenó hasta 2015 y ahora prepara una secuela: «Mad Max: The Wasteland».

Flashpoint (Pendiente de estreno)

Hace cuatro años, DC Comics y Warner desvelaron que estaban inmersos en la creación de «Flashpoint», la película sobre el superhéroe Flash al que en el universo cinematográfico de DC da vida Ezra Miller. Sin embargo, el proyecto parece no haber cuajado del todo y todavía hoy sigue teniendo muchas incógnitas.

En un primer momento, se anunció que el filme estaría dirigido por Seth Grahame-Smith, pero finalmente éste abandonó el proyecto. Le sucedió al frente del largometraje el cineasta americano de origen nigeriano Rick Famuyiwa, pero también lo dejó en 2016. Pasó más de un año hasta que se confirmaron los nuevos directores del largometraje: John Francis Daley y Jonathan Goldstein, aunque el proyecto todavía se encuentra en fase de preproducción.

Ahora, incluso, parece que se le podría cambiar el nombre. Las últimas informaciones apuntan a que la película sobre Barry Allen se estrenaría en 2020, aunque viendo lo visto, podría tardar bastante más.

Apocalypse Now (1979)

Hablar de rodajes apocalípticos –nunca mejor dicho– es hacerlo de «Apocalypse Now». Cuando, a finales de los setenta, Francis Ford Coppola presentó el largometraje en el Festival de Cannes, confesó: «Esto no es una película sobre Vietnam. Esto es Vietnam». Y no lo dijo por decir. El rodaje del filme fue un auténtico infierno y terminó desquiciando a todos los allí presentes. La película no salió como el director había deseado, las drogas y el alcohol entorpecieron mucho el rodaje y los problemas entre el elenco dinamitaron la producción.

Harvey Keitel, protagonista de la cinta, discutió con Coppola cuando la película ya estaba casi finalizada y obligó al cineasta a rodar desde el inicio con Martin Sheen ocupando su lugar. El siempre genial Marlon Brando, un capricho del director para interpretar al Coronel Kurtz, llegó muy pasado de peso y no se sabía el guion. Otra petición de Coppola, rodar en Filipinas, fue también un tormento por los numerosos problemas técnicos y las nefastas condiciones climatológicas. Y para culminar, a Martin Sheen, que se contagió de malaria, le dio un infarto en pleno rodaje que casi acaba con su vida y le tuvo varias semanas alejado del set. También se dio un buen tajo al romper un espejo en una escena.

El filme tardó en total más de tres años en grabarse y se estrenó en 1979, aunque Coppola no quedó contento con el metraje final. Por ello, más de dos décadas después, en 2001, estrenó en Cannes una nueva versión de la película, que tituló «Apocalypse Now Redux». Nunca es tarde si la dicha es buena, dicen.

Glitterati (nunca se estrenó)

A principios de los ochenta, un jovencísimo Quentin Tarantino conoció el videoclub «Video Archives» de Los Ángeles, donde coincidió con Roger Avary, uno de los dependientes y con el que pronto entabló una gran amistad. Hasta tal punto que fue Avary quién le propuso al dueño del establecimiento que contratase al cineasta como dependiente en el videoclub en el que estuvo trabajando durante cinco años.

Avary y Tarantino pronto comenzaron a trabajar juntos en varios proyectos. «My best friend's birthday» (el primer intento de película de «QT»), «The Open Road» (cuyo guion malvendieron a Warner y que la productora dividió en dos para hacer «Amor a quemarropa» y «Asesinos natos»)... y «Reservoir Dogs», en cuyo libreto Avary ayudó a Tarantino. Igual que en «Pulp Fiction», que escribieron entre los dos, pero cuyos derechos Tarantino le compró a Avary por completo, sin que éste pudiera rechazarlo.

Tras ello la relación entre ambos no terminó bien y Avary se embarcó en solitario. Tras «Killing Zoe», su primera película –anterior a lo sucedido con «Pulp Fiction y en cuya producción tomó parte Tarantino–, Avary dirigió «Las reglas del juego», adaptación de una novela de Brett Easton Allis y de la que pretendía hacer una trilogía. Dicho y hecho, se puso manos a la obra y comenzó a rodar «Glitterati», esta segunda parte cuyo rodaje terminó en 2004 y que estaba protagonizada por Kip Pardue (que colaboró en el guion y también había salido en «Las reglas del juego»), Angela Gregovic y Will Hodgkinson. Sin embargo, pese a tenerla finalizado del todo, el proyecto no terminó de convencer a Avary quien, tras mostrársela en privado a directores amigos suyos como David Fincher, Wes Anderson y Steven Soderbergh, decidió no estrenarla. A día de hoy, no ha visto la luz ni parece que vaya a hacerlo.

Destino final 6 (Pendiente de estreno)

Más allá de la propia del filme, esta película también está ligada a una maldición. Hace siete años, se estrenó la quinta película de la saga «Destino final», la terrorífica franquicia sobre cómo la muerte persigue a aquellos que consiguen escapar de ella en un primer momento. Producida por Warner Bros y New Line Cinema, este último filme de la franquicia estuvo dirigido por Steven Quale, que tras su estreno abrió la puerta a una sexta entrega. «Si la película hace dinero, estoy seguro de que Warner hará otra secuela», confesó.

Tras ello, se filtró que esta nueva cinta de la saga estaría ambientada en la Edad Media y que se rodaría a la vez que una hipotética séptima película de «Destino Final» en 2013. Un año más tarde, el productor Alexel Ryazantsev, de Karo Premiere (que ha participado en «Liga de la Justicia», «Wonder Woman», «Ready Player One», «Dunkerque» o «It», entre otras) confesó en el Festival de Vyborg que la película estaba «en marcha».

El propio Tony Todd, uno de los actores principales de la saga y conocido por interpretar a Candyman en la serie de largometrajes del mismo nombre (y que ahora también sale en «Riverdale»), confirmó en el verano de 2016 que la película estaba «a punto de comenzar su preproducción», pero no se sabe nada más. Hace algún tiempo, el portal especializado «Abandomoviez» publicó que el estreno de la cinta sería en 2019, aunque no parece que vaya a ser así.

Boyhood: Momentos de una vida (2014)

Esta galardonadísima película ha sido uno de los mejores dramas de los últimos años por méritos propios. Su director y guionista Richard Linklater trató de ceñirse tanto a la realidad que siguió, durante nada menos que doce años –en unos 40 días de rodaje– la vida de un grupo de personas y su crecimiento desde el punto de vista de Mason Evans Jr (Ellar Coltrane). En 2002, cuando comenzó a filmarse la película, el actor tenía siete años. En 2013, cuando finalizó, casi veinte.

Este viaje a través del tiempo, del que también tomaron parte actores tan reconocidos como Patricia Arquette y Ethan Hawke (que interpretan a los padres de Mason) tuvo una recepción muy positiva. Fue galardonada con el Globo de Oro y el BAFTA a Mejor Dirección y Mejor Película y era una de las favoritas en los Oscar, a los que incurría en siete categorías. Sin embargo, solo se lo llevó Patricia Arquette como Mejor Actriz de Reparto, un reconocimiento un tanto baldío al cuidado trabajo de Linklater, privado del preciado premio.

Temptation (nunca se estrenó)

Años antes de que triunfase como Neytiri en «Avatar» y como la superheroína Gamora en «Guardianes de la Galaxia», la actriz Zoe Saldana protagonizó –o lo intentó– «Temptation», un filme musical que, inspirado en el mito de Fausto, terminó de rodarse en 2004.

Dirigida por Mark Tarlov, esta «historia de sexo, intriga, pasión y mentiras» solo se exhibió una vez en salas: en el Festival de Teatro Musical de Nueva York. Tras ello, nunca se estrenó en los cines ni hay visos de que vaya a hacerlo jamás. Junto a Saldana, protagonizaban la cinta Adam Pascal y Alice Ripley.

Geostorm (2017)

Este remix apocalíptico entre «Armageddon», «Independence Day» y «El día de mañana» pero en versión futurista no fue bien desde el inicio. A pesar de que supuso el debut como director de Dean Devlin, el guionista de «Godzilla» y de la mencionada «Independence Day», lo cierto es que tardó mucho tiempo en fraguarse hasta su estreno hace solo unos meses.

Y lo hizo con muchos problemas. El rodaje del filme, protagonizado por actores de tanto nivel como Gerald Butler, Ed Harris o Andy García, finalizó en 2014, aunque a Warner Bros, la productora –que cambió en mitad del rodaje; inicialmente era Paramount Pictures– no le convenció el rodaje final. Así, el productor Jerry Bruckheimer se metió de lleno en el proyecto y con él lo hicieron la guionista Laeta Kalogridis («Altered Carbon», «Shutter Island») y el director Danny Cannon (el cineasta de «Juez Dredd», «Aún sé lo que hicisteis el último verano» o «¡Goool!») que introdujeron muchas modificaciones y material extra, sin importarles la opinión de Devlin.

Entre los cambios, eliminaron del metraje a Katheryn Winnick (Ladgertha en «Vikingos») que iba a ser una de las protagonistas. El filme se estrenó en octubre en España, y su poderoso elenco no le libró de caer ante la crítica, que la llevaba años esperando.

Dos policías rebeldes 3 (pendiente de estreno)

En 2003 se estrenó la última de las dos películas de «Dos policías rebeldes», ambas protagonizadas por aquella peculiar pareja de detectives que conforman Will Smith y Martin Lawrence. Desde entonces, los fans de la saga dirigida por Michael Bay esperan impacientes el lanzamiento de la tercera película, pero lo cierto es que no tiene visos de que vaya a llegar pronto.

A finales del verano de 2015, Will Smith confirmó que esta tercera entrega vería la luz en 2016. Meses más tarde, trascendió que Smith y Lawrence volverían a ser los protagonistas, aunque ahora bajo el mando de John Carnahan («El equipo A» o «Infierno blanco»). Netflix, de hecho, quiso aprovechar el filón haciéndole algunos guiños en «Bright». Sony, la productora de «Dos policías rebeldes», desveló tiempo después que se estrenaría en junio de 2017, aunque solo unos meses antes trascendió que Carnahan estaba muy cerca de abandonar el proyecto «por problemas de calendario».

Así, a día de hoy no hay visos de que el estreno de esta tercera entrega de «Dos policías rebeldes» (que se llamará «Bad Boys for Life») vaya a producirse. Hace unos meses, el propio Martin Lawrence se mostró pesimista al respecto. «Sinceramente, no creo que vayamos a estrenarla viendo la manera en que estamos haciendo las cosas, aunque yo sí que quiero», señaló a «EW». Sin embargo, parece que Carnahan finalmente quiere apostar por la película y ensalzó las ganas de Lawrence y Smith por que ésta se lleve a cabo. «Sabemos que tenemos que contentar a mucha gente, aunque tampoco quiero contar muchos más detalles», reseñó hace unas semanas. Sin embargo, a día de hoy el proyecto es una incógnita perfecta.

Spring Break '83 (nunca se estrenó)

Con un presupuesto de 18 millones de dólares, Mark Callahan dirigió en 2007 la comedia «Spring Break' 83), un filme sobre un grupo de cuatro amigos que buscan venganza tras un problema en su instituto. Inspirada en el año 1983, este filme adolescente nunca llegó a ver la luz después de que, en los últimos días de rodaje, una huelga de técnicos, actores y trabajadores dejó la película sin terminar del todo.

Pese a ello, Callahan intentó seguir adelante con el proyecto, la montó como pudo y anunció su estreno para 2010. Incluso llegó a emitir un teaser-tráiler en el Festival de Sundance, pero fue un espejismo y la película, protagonizada por Jamie Kennedy, Alan Ritchson, Sophie Monk y por actores tan contrastados como John Goodman, Morgan Fairchild o Lee Majors, nunca ha visto la luz.