La película maldita de Orson Welles: cuatro décadas de intentos frustrados hasta que llegó Netflix

'Al otro lado del viento' es una reconstrucción de la fiesta que tiene lugar en casa de Jake Hannaford -interpretado por John Huston-

Fotograma de «Ciudadano Kane»
Fotograma de «Ciudadano Kane»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La película que Orson Welles no pudo terminar debido a su muerte en 1985, 'Al otro lado del viento', por fin será completada gracias a Netflix. La productora se ha hecho cargo del filme que pronto estará a disposición de los 90 millones de subscriptores de la plataforma.

'Al otro lado del viento' es una reconstrucción de la fiesta que tiene lugar en casa de Jake Hannaford -interpretado por John Huston-, un director de cine incoformista, justo antes de su muerte. Welles emplea la técnica del collage para entremezclar las imágenes de la película en la que Hannaford trabajaba antes de su fallecimiento con escenas de la vida real.

El reparto cuenta con una gran variedad de estrellas de Hollywood. Además de John Huston, también aparecen Susan Strasberg (El sabor del miedo), Lilli Palmer (Los niños del Brasil), Paul Stewart (Ciudadano Kane), Oja Kodar (Alguien a quien amar), y Dennis Hopper (Easy Rider).

En un comunicado de Netflix, su jefe de contenidos Ted Sarandos ha declarado que «esto es un regalo al legado de uno de los directores más geniales de la historia del cine». Además, Sarandos añade que como fan y admirador del trabajo de Orson Welles «esto es un sueño hecho realidad». «Cinéfilos y entusiastas del cine de todo el mundo podrán experimentar la magia de Orson Welles una vez más o por primera vez», señala.

Durante décadas han sido numerosos los intentos de sacar adelante el proyecto de terminar 'Al otro lado del viento' pero siempre se han visto truncados. Los derechos de la cinta han sido adquiridos en varias ocasiones, pero debido a las diferencias en la 'visión' de como se debía de retomar la historia -para hacer justicia al propio Orson Welles-, no se consiguió llevar a buen puerto.

Finalmente, en 2014 hubo un gran avance. Frank Marshall, productor de la cinta allá en los años ochenta, se reunió con Filip Jan Rymsza y Peter Bogdanovich, actores en el filme, adquirieron los derechos sobre los 1.083 rollos de película de la obra de Welles que se encontraban almacenados en París y se enviaron a Los Ángeles.

40 años de intentonas

Pero los planes financieros fracasaron, y el nuevo equipo de productores se vio obligado a poner en marcha un crowdfunding que finalmente no alcanzó los 2 millones que esperaban recaudar. En 2015 anunciaron que tenían un 'Plan B': estaban conversando con Netflix para rescatar la cinta.

Frank Marshall casi no puede creer que finalmente el proyecto haya salido adelante. En el comunicado emitido por Netflix, Marshall añade que «después de 40 años de intentarlo, estoy muy agradecido por la pasión y perseverancia de Netflix. Nos ha permitido llegar a la sala de montaje para terminar la última obra de Orson».

Un nuevo proyecto en el que se embarca Netflix, que sigue ampliando su oferta de cintas originales en su plataforma. En diciembre de este mismo año llegara 'Bright' protagonizada por Will Smith, y recientemente la productora adquirió por más de 120 millones de dólares 'The Irishman' que dirigirá Martin Scorsese, que llegará en 2019.

comentarios