Paralizan una controvertida película sobre el Bataclan ante las protestas de los familiares de las víctimas

El anuncio de esa ficción, bajo el título «Ce soir-là» (aquella noche), provocó un gran malestar entre los familiares de los fallecidos y en pocas horas una petición en su contra recogió más de 35.000 firmas. La televisión pública francesa «France 2» ha aplazado el estreno de un telefilme

La sala Bataclan, en París
La sala Bataclan, en París - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La cadena pública France 2 ha decidido renunciar al montaje y difusión de una película, entre la ficción y el documental, consagrada a la matanza terrorista del 13 de noviembre de 2015, cuando 130 personas fueron asesinadas en París y Saint Denis, 90 de ellas en la sala Bataclan.

La dirección de France 2, con muchos problemas de todo tipo, decidió hace meses financiar la película «Ce soir-là», que comenzó a rodarse el otoño pasado y debía montarse estas Navidades para ser programada dentro de unos meses. La directora, Marion Laine, imaginó una historia de amor entre un hombre y una mujer que se conocieron la noche de la matanza, intentado prestar ayuda y socorro a las víctimas. Tras la historia de amor, Marion Laine intentaba contar una historia entre humanista y documental.

A los pocos días de conocerse el proyecto, la esposa de una de las víctimas publicó en «Le Monde» una carta abierta denunciando en términos muy agrios el proyecto. Claire Peltier, periodista, esposa de David Perchirin, asesinado, comenzaba su carta de este modo: «Pedimos a la dirección de France 2 y a la directora general de France Télévisions, que renuncie a un proyecto demasiado doloroso, para las familias de las personas heridas o desaparecidas». Desde su óptica, una cadena pública debe «respetar el dolor».

Desde ese mismo punto de vista, el presidente de la asociación «Life For París», que reagrupa a numerosas familias de víctimas de atentados, hizo público un comunicado que afirmaba: «Sin pedir la censura, jamás, nos parece razonable que termine imponiéndose el pudor y la reflexión».

Una petición pública que exigía que France 2 renunciase a su proyecto recibió en pocos días más de 30.000 firmas. Y las redes sociales facilitaron un debate que pronto se transformó en «ejecución pública» de los gestores y realizadores del proyecto, acusados en términos intempestivos: «¿No les da vergüenza negociar con el dolor de las familias? La herida de las familias todavía sangra. Merecen un respeto».

Ante una avalancha creciente de críticas emocionales, sensibles e inflamables, la dirección de France 2 decidió abandonar el proyecto. Los actores y la directora de la película han preferido no comentar la decisión.

comentarios