Es noticia:

¿Odian los chinos «Star Wars»? Los motivos del tremendo fracaso de «Los últimos Jedi» en China

La película solo ha aguantado dos semanas en taquilla. La caída del 92% respecto al fin de semana del estreno ha terminado con su vida comercial: ya ha sido retirada de los cines

Kelly Marie Tran, estadounidense de padres vietnamitas, junto a John Boyega en «Star Wars: Los últimos Jedi»
Kelly Marie Tran, estadounidense de padres vietnamitas, junto a John Boyega en «Star Wars: Los últimos Jedi»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Star Wars: Los últimos Jedi» ha fracasado en China. La película de Rian Johnson tan solo logró recaudar 2,4 millones de dólares en su segunda semana, un 92% menos que el fin de semana del estreno (unos discretos 28 millones) y ya ha sido retirada de los cines del país asiático.

«Ha sido mucho peor de lo que esperábamos», ha declarado a «Hollywood reporter» Jimmy Wu, presidente de la cadena de cines Lumiere Pavilions. Según la firma Fanink, experta en analizar el mercado chino, la última cinta de «Star Wars» fue recibida con malas críticas por parte de los espectadores que acudieron a verla en su estreno, lo que terminó por hundirla ante la mala fama que se creó sobre su calidad cinematográfica.

Más allá de los datos, ¿qué ocurre con el público asiático para dar la espalda a una cinta que ha sido número uno en todo el mundo? La clave está en la nostalgia. Si Disney jugó con esa baza en Occidente para lanzar su nueva trilogía, en China no ha funcionado: allí no se estrenó la trilogía original, de 1977, ya que la dictadura, más férrea que ahora, no lo permitió.

Otro elemento clave ha sido la ausencia de personajes con los que el público chino pudiera empatizar. Si en «Rogue One» participaron las estrellas chinas Donnie Yen y Jiang Wen, en «Los últimos Jedi» el único personaje con rasgos asiáticos es Kelly Marie Tran, una intérprete estadounidense de padres vietnamitas.

Un tercer factor, este puramente material, es que la cinta de «Star Wars» ha tenido que competir con el filme «The Ex-File 3: The Return of the Exes», una comedia romántica local que ha recaudado 275 millones en sus primeras tres semanas en cartelera.

Y por último está el intangible de la promoción, el factor que a la postre permite a una película triunfar. Y sobre esto Disney no ha publicado cifras, pero sí se puede comparar con otras sagas como «Fast and Furious», cuyos primeros títulos no tuvieron gran acogida en China y que sin embargo la séptima y la octava entrega tuvieron altísimas recaudaciones, con cerca de 390 y 392 millones respectivamente.

Otros filmes de «Star Wars»

Las cifras en China contrastan con el éxito del Episodio VIII en el resto del mundo. Los últimos Jedi fue la película más vista del año en Estados Unidos y Canadá, con un total de 591 millones de dólares de recaudación, mientras que en la taquilla global alcanza los 1.270 millones de dólares. En China, sin embargo, no ha llegado siquiera a los 50 millones de dólares, por debajo de otros sonados batacazos como Valerian (62 millones) o Geostorm (65,6 millones), informa Europa Press.

Una contingencia que no es nueva para Disney. A comienzos de 2016, «El despertar de la Fuerza» ya cosechó una relativa decepción en la taquilla china con 124 millones de dólares, muy por debajo de las previsiones de la compañía. No mejoró la cosa con el estreno del spin-off «Rogue One», que obtuvo 69 millones en las primeras semanas de 2017. Una caída que se ha acabado de confirmar con «Los últimos Jedi».

[Crítica de Star Wars: Los últimos Jedi]