Actualidad

Nicola Piovani: «Nunca consideré que trabajar junto a Federico Fellini fuera un reto»

El compositor, ganador de un Oscar por la banda sonora de «La vida es bella», recibe en Madrid el premio a toda una carrera

Nicola Piovani
Nicola Piovani

Nicola Piovani (Roma, 1946) ha puesto la música a algunas de las mejores escenas del cine. Parte de su trabajo se vio recompensado con un Oscar, el que recibió por ser el artífice de la magnífica banda sonora de «La vida es Bella», de Roberto Benigni. Piovani puede presumir de una dilatada carrera en la que se ha codeado con los mejores. El compositor romano ha trabajado, entre otros, con Marco Bellocchio, Nanni Moretti o Federico Fellini. Piovani tiene 70 años pero compuso su primera banda sonora a los 22 y, desde ahí, cogió carrerilla hasta superar con creces el centenar: «Intervista» o «Ginger y Fred» están entre sus tesoros artísticos, que son muchos. El músico recibe a ABC en Madrid tras recoger el premio en reconocimiento a su carrera que le otorga el Festival de Cine Italiano de Madrid.

— Este fin de semana recibe el premio a toda una carrera, ¿en qué piensa ahora cuándo echa la vista atrás?

Comencé a hacer música desde muy joven. De hecho, tan solo tenía 22 años cuando compuse mi primera banda sonora. A partir de ahí siempre he compuesto música, primero para cine y después para teatro y otros espectáculos. Durante todos estos años he visto cambiar el mundo de manera sorprendente en todos los ámbitos. Ha cambiado el mundo de la música, sí, pero también ha cambiado el de la comunicación y, sobre todo, el de la política. En este tiempo de carrera también me he cruzado con muchísima gente que piensa que cualquier tiempo pasado fue mejor. Creo que muchas personas tienen dificultades para aceptar el presente y su problema no es otro que el hecho de no saber asumir los cambios.

— ¿Es un buen momento para la música?

Por supuesto. Siempre hay que componer música, cualquier momento es bueno para escribir, independientemente de la etapa en que te encuentres. El momento, en realidad, es indiferente, pues lo único que importa a la hora de componer es la sinceridad, que esas notas nos representen de manera fiel y leal. Si logramos eso, que no es fácil, el siguiente paso es compartir la música, hacerla llegar a la gente, lograr que el público la comprenda.

— 130 películas acompañan sus escenas con su música. ¿En alguna ocasión ha limitado su creatividad el hecho de tener que ajustarse a las órdenes de un director de cine?

Todo depende de la personalidad del director. En mi caso, compartir trabajo con directores de cine ha sido siempre un estímulo. He tenido mucha suerte, pues aquellos con quienes he trabajado más que limitarme han estimulado mi creatividad, algo que tan solo ocurre con los grandes directores que, en realidad, son poetas, pues logran hacer poesía del cine.

—¿Cómo debe ser una buena banda sonora?

Componer música para una película es, en realidad, escribir una obra de arte que habla todos los idiomas posibles. Una buena banda sonora debe tener capacidad de síntesis y llamar la atención del espectador pero si aspavientos, de manera muy sutil, para que la pueda captar el público que acude a una sala a ver la película.

—¿En qué cambió su carrera el Oscar por la banda sonora de «La vida es bella»?

Comencé a recibir cientos de llamadas. Desde el punto de vista artístico, recibir un Oscar me proporcionó mucho prestigio a nivel internacional. Aquel reconocimiento a mi trabajo fue altamente gratificante, alimentó al pavo real que vive en mi interior. Intenté, eso sí, que el premio no cambiara en absoluto mi manera de componer y de enfrentarme al público. En eso creo que sigo siendo igual.

— Trabajar con Federico Fellini supuso en su carrera un reto importante. ¿Cómo se tomó ese trabajo?

Trabajar con Fellini fue muy importante pero nunca consideré que fuera un reto. Intenté obviar con quién estaba trabajando y decidí, simplemente, seguir la dirección creativa que el director ya había emprendido junto a Ninno Rotta. Decidí no aportar nada mío ni cambiar la senda del trabajo que ambos habían seguido en películas anteriores. Y creo que acerté.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios