Muere Anne Wiazemsky, la «musa rebelde» que conquistó a Godard

La muerte de Wiazemsky casi coincide con el estreno en España de la película «Mal genio» (12 octubre), de Michel Hazanavicius; una adaptación de la novela «Un año ajetreado» de la actriz de «La Chinoise» sobre su relación con el mítico cineasta de la Nouvelle Vague

Muere Anne Wiazemsky, la «musa rebelde» que se casó con el maestro Godard
Muere Anne Wiazemsky, la «musa rebelde» que se casó con el maestro Godard
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La actriz y novelista francesa Anne Wiazemsky, nieta del escritor François Mauriac y exesposa del director Jean-Luc Godard, ha muerto este jueves a los 70 años de cáncer, según su familia. «Anne murió esta mañana, estaba muy enferma», dijo su hermano Pierre a la AFP.

Su muerte casi coincide con la llegada a las salas de cine de la película «Mal genio», del oscarizado Michel Hazanavicius («The Artist»), adaptación de «Un año ajetreado», el libro que la novelista escribió sobre su relación con el controvertido cineasta. En el filme, que se estrena el próximo viernes en España, se refleja la colaboración de la pareja en el filme «La Chinoise» (1967) mediante códigos visuales acuñados por el padre de la Nouvelle Vague: «Falseé un poco para hacer algo distinto. Era como entremezclar el personaje con su obra», explica a ABC Hazanavicius, sobre las incontables referencias que introduce en el filme, desde gags con las gafas del maestro («la revolución es difícil para los miopes», bromeó) o la conversación durante la proyección de «Juana de Arco», de Dreyer, como una variación de la famosa escena de «Vivir su vida».

Ella tenía diecinueve años y había suspendido Filosofía en el último curso de Bachillerato. Él, reputado cineasta de la Nouvelle Vague, le llevaba 17 años. Pero ni la diferencia de edad ni los insultos de ella (que le gritó «¡Cretino! ¡Imbécil! ¡Estúpido!») pudieron impedir que la actriz y el cineasta empezasen una relación.

En una entrevista a ABC, Hazanavicius ha reconocido que fue la obra de Wiazemsky la que inspiró la película, pues antes no tenía «ningún interés en hacer un filme sobre Godard». Sin embargo, «ese punto de inflexión» que retrata el libro, con el director en plena contradicción entre su profesión como director y su compromiso vocacional con la revolución y las marchas de mayo del 68 en Francia y cómo afectó a su relación con su esposa Anne Wiazemsky, que por entonces rondaba los veinte años. «Al trabajar en la película se me hizo evidente que el aspecto visual iba a ser un homenaje a Godard, iba a trabajar con motivos constantes de su universo y jugar con ellos, para que la película tuviese el sabor de los recuerdos que tenemos de las películas de Godard. Hay una mirada un poco cruel, distanciada sobre él, pero la forma de la película le rinde homenaje.

Anne Wiazemsky llevaba un mes hospitalizada en un hospital de la capital gala por un cáncer. En mayo sí pudo acudir al último Festival de Cannes, donde acompañó a Hazanavicius en la presentación de «Mal genio». «La proyección fue bastante bien porque la gente se rió y hacer reír en Cannes no es fácil. A la prensa elitista le pareció un sacrilegio que se tocase el tema pero me lo esperaba peor, pensaba que me iban a caer más hostias así que...», reconoció Hazanavicius a ABC.

Inspirado por el libro pero también con la relación entre musa y maestro, Hazanavicius tuvo que lidiar con los egos en la película. Aunque él es más conocido que la actriz y novelista, asegura que «Anne es el personaje más alto en cuanto a color del filme. Por eso todo es desde su punto de vista. Es una historia contada por ella», afirmó.

Pero la actriz francesa no solo colaboró con su interés amoroso por aquel entonces, también con grandes del cine como Pier Paolo Pasolini, que la contrató para la película «Teorema» (1968).

comentarios