«La montaña entre nosotros»: El amor en la nieve de Idris Elba y Kate Winslet

La protagonista reconoce que ha sido el rodaje más duro de su carrera: «Y eso que había hecho Titanic entre bloques de hielo»

Kate Winslet e Idris Elba en una escena de «La montaña entre nosotros»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Las montañas simbolizan, física y espiritualmente, la lucha del hombre frente a la naturaleza. Cada relato necesita conflicto, ya sea contra otro hombre, contra la sociedad, contra sí mismo o contra la naturaleza. En el caso de «La montaña entre nosotros» se eliminan las interpretaciones de la espiritualidad para dejarnos con una historia de supervivencia y amor.

Hay un accidente de avión, una montaña, animales salvajes y un arduo camino hacia la civilización de la mano de un extraño. Protagonizada por el actor del momento, Idris Elba, y la actriz británica Kate Winslet, la cinta está dirigida por el palestino Hany Abu-Assad, quien reveló en Toronto la dificultad del rodaje. «Rodamos en Canadá a menos treinta y ocho grados, y créeme, hacia muchísimo frío. Fue una sorpresa la respuesta de los actores protagonistas».

¿El nuevo James Bond?

La humanidad de Idris Elba lidera la pantalla con su capacidad latente para atrapar a la audiencia, es un hecho que hoy hay pocos actores con su autoridad física y, cada vez que le vemos, la brecha generacional se hace más amplia. No en vano, muchos se preguntan si le darán el merecido papel de James Bond. «La fama es un estado al que no termino de acostumbrarme y me cuesta encontrarme con la publicidad de mis películas», admitió el actor, consciente que «La montaña entre nosotros» puede catapultarle como icono romántico.

En la película Elba y Winslet sobreviven a un accidente de aviación que les obliga a ayudarse mutuamente para superar los obstáculos de la montaña. «El filme se rodó en unas condiciones climatológicas difíciles que exigían no solo preparación física sino también estar preparado intelectualmente». A diferencia de Idris, Kate necesitó el visto bueno de su marido para hacer este filme. «Él no quería que me arriesgara, le parecía un rodaje muy peligroso. Pero le recordé que había hecho Titanic entre bloques de hielo, un accidente de aviación a tres mil metros no era problema», cuenta divertida la mítica pareja de Leonardo DiCaprio en el filme de James Cameron.

Lo cierto es que a Kate, el rodaje de este filme terminó costándole más de lo esperado y hasta le recordó a DiCaprio. «Cada día pensaba en él y en lo que me contó de lo difícil que fue rodar "El Renacido". Este ha sido el rodaje más duro de mi carrera. Salía del coche para hacer una escena e inmediatamente sentía como se congelaban mis dedos y mi nariz», reveló Kate.

Las locaciones de Canadá sometieron a los miembros de la filmación a condiciones extremas, el equipo se desplazaba a 3.000 metros de altura desde el campamento base, con un el resultado de una fotografía absolutamente estelar. «Esta experiencia me ha conmocionado físicamente, lo reconozco, sin embargo, también me permitió descubrir mi fortaleza», compartió Winslet durante la entrevista en Toronto. A punto de empezar la segunda parte de Avatar con James Cameron, la británica admite que le gusta el frío y tal vez, visto lo visto, también volverse azul.

comentarios