Premios Goya 2017

Los «momentazos» de los Goya 2017

El «besazo» entre Karra Elejalde y Dani Rovira o la broma del presentador a Almodóvar, entre los mejores 'gags' de la ceremonia

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La gala de los Goya de este año ha vuelto a cantar con Dani Rovira como maestro de ceremonias. «A la tercera va la vencida», decía el malagueño al empezar. ¿Ha mejorado Rovira el tono de la gala del pasado año? A continuación, repasamos algunos de los momentos de la gala:

— Varapalo a los políticos:

Pocos minutos tardó Dani Rovira en atizar, así como de pasada, a los políticos. Dijo: «Les vamos a dedicar el mismo tiempo que ustedes dedican a la cultura y al cine en sus discursos. Así que ya está...» El zasca, seco y duro, fue aplaudido por todos los asistentes con una tremenda salva de aplausos.

— «¿Qué tal se ve la película en 3D?». La frase se la dijo Rovira a Almodóvar en referencia a las gafas de sol que el cineasta emplea habitualmente por motivos médicos. «Ya la he cagado», ha dicho Rovira tras el chiste. A Almodóvar, creemos, le ha hecho gracia.

— Besazo entre Karra Elejalde y Dani Rovira. Ya sabemos el afecto que se tienen el uno al otro desde «Ocho apellidos vascos». Así han querido demostrarlo de nuevo.

— «Todos hemos soñado con hacer un trío, menos José Coronado, que seguro que lo ha hecho». Dani Rovira comenzaba el monólogo de apertura de los Goya 2017 reivindicándose como presentador. A las frases «No hay dos sin tres» o «A la tercera va la vencida» le siguió la del trío, en la que no dudó en meter a uno de los galanes de nuestro cine.

— Rovira se ha disfrazado de Superman para homenajear a la presidenta de la Academia, Yvonne Blake.

— Las mujeres piden más presencia. Así es. La actriz Cuca Escribano apareció en la alfombra roja con un chal que era toda una reivindicación: «Más personajes femeninos». Según las últimas estadísticas, solo un 20% de los personajes caen en manos femeninas, mientras que el gran pastel se lo llevan los actores masculinos. Es una tendencia que no solo sucede en el cine español, también se da en el norteamericano.

— Rovira, en tacones. El presentador de la gala se calzó en un momento de la ceremonia unos zapatos rojos de alto tacón. «Hay que seguir potenciando el papel de la mujer en todos los puestos de la sociedad -dijo Dani Rovira-. En el cine siguen haciendo falta mujeres que hagan películas sobre mujeres, con mujeres, para todo el mundo».

— Las lágrimas de Bayona. «Un monstruo viene a verme» arrasó en los Premios Goya 2017 y su director, Juan Antonio Bayona, no pudo contener las lágrimas durante la mayor parte de la ceremonia.

— Arévalo (el humorista) aclara que no es el padre de Raúl Arévalo. El humorista Arévalo tuvo que aclarar anoche en Twitter que, pese a lo que algunos pudieran pensar, no es el padre del actor y director de cine Raúl Arévalo: Quiero aclarar que aunque Raul no sea mi hijo lo admiro mucho como actor y es uno de los grandes por eso mi enhorabuena a Raul Arevalo

comentarios