María Valverde: «En el momento que hablas en otro idioma, tu personalidad cambia»

La intérprete se mete en la piel de una princesa georgiana en «Ali & Nino»

María Valverde en una escena de «Ali & Nino»
María Valverde en una escena de «Ali & Nino» -
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La mirada de María Valverde (MAdrid, 1987) enamoró desde se debut en «La flaqueza del bolchevique», allá por 2003. Es una casualidad casi poética que los soldados de Lenin sean los que determinan el futuro de su personaje en la película que hoy estrena en España, «Ali & Nino». Un viaje en el tiempo, hasta los albores de la Primera Guerra Mundial, y en el espacio, hasta Azerbaiyán, para que la española se meta en el papel de una princesa georgiana que, trasladada a Bakú, vive un amor de cuento. «Hacer las américas» se ha transformado para ella en «hacer las asias». Algo que no le ha costado ya que, como cuenta a ABC, el tiempo que pasó allí preparando este trabajo fue «un placer»: «Poder conocer el mundo a través de sus gentes es lo que te hace llenarte de vida». Y eso es lo que ha hecho la madrileña en los dos últimos años. Viajar y trabajar. Tanto es así que ha presentado dos filmes británicos en apenas dos semanas. «No es fácil rodar en un idioma diferente pero adoro los retos. En el momento en que hablas otro idioma tu personalidad cambia», asegura.

P - En 2016 rodaste cuatro películas, tienes por delante otras tres por estrenar. Es sin duda un buen momento...

R - Está siendo un momento precioso donde están saliendo a la luz proyectos en lo que he trabajado en los últimos años. Ahora se estrena «Ali & Nino», «Los misteriosos asesinatos de Limehouse»... y en Octubre llegará a España una película de Cedric Klapish «Ce quie nous lie». Además, ¡el 15 de septiembre estaré presentando «Plonger» de Melanie Laurent en la Sección Oficial del Festival de Toronto! Me siento muy contenta porque de algún modo se cierra un ciclo y en el cual me hace empezar de cero por completo. Desconozco si estoy en el mejor momento de mi carrera, supongo que eso lo podré valorar con el paso del tiempo.

P - ¿Cómo fue tu salto al cine anglosajón?

R - Mi primera película británica fue «Cracks», de Jordan Scott. De ahí tuve la oportunidad de rodar «Exodus», de Ridley Scott y luego vinieron «Ali & Nino» y «Los misteriosos asesinatos de Limehouse». El proceso ha sido muy paulatino y siempre con mucho esfuerzo y dedicación. No es fácil trabajar en un idioma que no es tuyo, pero he tenido mucha suerte de poder tener la gran posibilidad de tener unos maravillosos personajes en unas grandes películas.

P - ¿Rodar en inglés te supone nuevos retos? ¿Has cambiado algo tu modo de interpretar al haber cambiado de idioma?

R - No es fácil rodar en un idioma diferente pero termina siendo muy gratificante cuando te superas a ti misma. Tienes que trabajar el doble y eso me hace sentir viva. Adoro los retos y descubrir facetas mías que desconocía. En el momento en que hablas en otro idioma tu personalidad cambia porque tienes que adaptarte al vocabulario que conoces… Pero poco a poco descubres quién eres hablando ese idioma.

P - En «Ali & Nino» reivindicas un «feminismo» a la manera de la época. ¿En qué referentes te fijaste para preparar el papel?

R - Durante el proceso de ensayos me ayudó estar varias semanas viviendo en Azerbaiyán y poder integrarme totalmente en su cultura y su gente. Aprendimos algo de Azerbaiyán, tuvimos que practicar un baile típico de Baku y eso nos ayudó muchísimo a entender mejor nuestros personajes. Todas las mujeres con las que tuve contacto me iban regalando, sin ellas darse cuenta, características que me ayudaba a crear a Nino. Al final no fue un personaje fácil por el arco emocional tan ámplio que atraviesa, pero fue muy bello todo lo que viví.

P - La historia es una especie de Romeo y Julieta en Asia. ¿Crees en la idea del amor romántico?

R - Absolutamente. Por eso la historia de «Ali & Nino» me enamoró. Es una película romántica desde el principio hasta el final. El amor sin romanticismo no es amor. Por lo menos para mí. El romanticismo es mágico.

P - ¿Crees que al público español le costará entender la historia de amor al estar representada en personajes asiáticos?

R - No. Es una historia universal y lamentablemente no dista mucho con todo lo que sucede hoy en día en el mundo… Pero en el fondo es un canto a la vida y al amor.

P - ¿Qué influencia tiene la religión en los problemas que vemos en el filme?

R - La mayor influencia es la intolerancia que tenemos los seres humanos hacia lo distinto y hacia todo aquello que nos da miedo. Porque del miedo es de donde nacen los conflictos.

P - ¿Qué has aprendido para tu día a día tras rodar este filme?

R - A seguir aprendiendo de culturas y religiones diferentes. La vida es maravillosa y poder conocer el mundo a través de sus gente es lo que te hace llenarte de vida.

P - ¿Has sentido la presión al meterte en un papel tan popular para mucha gente que leyó el libro en el que se basa el filme?

R - La verdad es que no sentí presión. Disfruté mucho la experiencia y para mí es un regalo poder formar parte de una historia tan bonita.

comentarios