García-Alix

«La línea de sombra», el arte desde las entrañas

«Alberto García-Alix. La línea de sombra» se estrenará el viernes 17 de noviembre en el Círculo de Bellas Artes. Este testimonio inédito se reúne con una cuidada selección de lo mejor de la obra fotográfica y vídeos de García-Alix, que nos ayuda a entender cómo consigue extraer la luz de la sombra

La Fábrica
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El documental «Alberto García-Alix. La línea de sombra», de Nicolás Combarro, permite, desde la narración en primera persona, adentrarse en la biografía y la obra del fotógrafo, en la que los testimonios se completan con una amplia selección de fotografías y videos originales de Alberto García-Alix.

«La línea de sombra» es un testimonio directo de las luces y las sombras que Alberto García-Alix, uno de los fotógrafos más importantes del panorama artístico español y referente de toda una generación, ha tenido que atravesar para encontrar su camino.

Narrada desde la intimidad de su estudio, la película plantea un viaje entre presente y pasado. Un diálogo entre su vida y su obra. Una oportunidad para descubrir la obra de Alberto Garcia-Alix desde el lenguaje del cine documental. «Fue un proyecto de casi tres años trabajando con García-Alix, acompañándole en su presente», asegura Miguel Ángel Delgado, productor de la película.

La proximidad privilegiada del director, Nicolás Combarro, comisario de García-Alix en sus proyectos más significativos de la última década, ha permitido generar un diálogo directo y sincero con el autor sobre algunas de las partes más complejas de su biografía. Este testimonio inédito se reúne con una cuidada selección de lo mejor de la obra fotográfica y vídeos de García-Alix, que nos ayuda a entender cómo consigue extraer la luz de la «sombra».

En definitiva se trata de un recorrido vital por la biografía y obra de García-Alix en el que el espectador se convierte en testigo de una época y una generación, desde la intelectualidad underground de los años 70, pasando por los años de la Movida madrileña, hasta la madurez artística y el reconocimiento internacional.

«La trayectoria vital y artística de García-Alix nos permiten trazar una parábola de un momento social y artístico de España, siempre complejo de abordar. Los años trabajando junto a él me han permitido asomarme de manera privilegiada a una manera de entender el arte desde las entrañas», explica Nicolás Combarro.

comentarios