Es noticia:

Liam Neeson, sobre el acoso sexual: «Es una caza de brujas»

El actor se ha pronuciado sobre polémicos casos como el de Dustin Hoffman, y aunque dice que él no lo habría hecho, lo defiende: «No estoy diciendo que yo haya hecho cosas similares a lo que él hizo. Al parecer tocó el pecho a una mujer y cosas así, pero se trata de cosas infantiles»

Liam Neeson
Liam Neeson
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Silenciado durante décadas, los casos de abuso y acoso sexual están ahora por todas partes después del escándalo protagonizado por Harvey Weinstein, uno de los productores más potentes de Hollywood. Las víctimas ya no ocultan los abusos sufridos y la industria parece haber empezado la lucha contra estos casos con el movimiento Time's Up o #MeToo.

Pero no todos están de acuerdo con que los acusados sean apartados de proyectos profesionales o con el seguimiento a la que se les está sometiendo. Catherine Deneuve firmó un manuescrito en el que defendía, entre otras cosas, el «derecho a importunar de los hombres», y ahora le ha llegado el turno a Liam Neeson, que se ha pronunciado al respecto también.

Días después de que los Globos de Oro se vistiesen de negro en señal de protesta contra los comportamientos abusivos, el actor ha reflexionado sobre la situación, a la que califica como «una caza de brujas».

«Hay algunas personas, individuos famosos, que de repente son acusados de tocar la rodilla de una chica, o algo así, y en seguida son despedidos de sus programas», ha asegurado en una entrevista a en la que destaca el caso del periodista Garrison Keillor, despedido recientemente por «comportamiento inapropiado». No evitó pronunciarse tampoco sobre el caso de Dustin Hoffman, acusado de sobrepasarse con menores. «No estoy diciendo que yo haya hecho cosas similares a lo que él hizo. Al parecer tocó el pecho a una mujer y cosas así, pero se trata de cosas infantiles», ha defendido Neeson. «Cuando estás haciendo una película con tu familia, otros actores, técnicos, haces tonterías... y eso se convierte como en una superstición. Si no lo haces todas las noches piensas que vas a estropear la película».