Es noticia:

Isabel Coixet se alía con Netflix para desarrollar «su proyecto soñado»:«Elisa y Marcela»

Tras «La Librería», Isabel Coixet dirigirá su nuevo largometraje protagonizado por Natalia de Molina y Greta Fernández, cuyo rodaje comienza hoy en España

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La directora catalana Isabel Coixet escribirá y dirigirá la próxima película española original de la plataforma Netflix titulada «Elisa y Marcela» que se estrenará solamente en esta en 2019, ha informado la empresa en un comunicado este lunes. Tras la su largometraje «La Librería», Coixet dirigirá esta cinta protagonizada por Natalia de Molina y Greta Fernández, cuyo rodaje comienza este lunes en España.

Coixet lleva diez años desarrollando este proyecto basado en el primer matrimonio homosexual registrado en España y que tendrá también en el reparto a Tamar Novas, Sara Casasnovas, María Pujalte, Francesc Orella, Manolo Solo y Lluís Homar, entre otros.

Rodada en blanco y negro entre Cataluña y Galicia, esta nueva película original española de Netflix está producida por Rodar y Rodar (El Orfanato, Los Ojos de Julia), Zenit TV, Lanube Películas y TV3 en asociación con Film Factory y se estrenará de forma simultánea en los 190 países donde Netflix opera.

«'Elisa y Marcela' es para mí un proyecto soñado, imaginado y deseado desde hace mucho, muchísimo tiempo», ha explicado la cineasta, que ha recordado cuando descubrió la historia de estas dos mujeres que desafiaron a la sociedad de la época, a la Iglesia, y a los convencionalismos. Ha señalado la valentía, coraje y pasión inauditas de estas protagonistas: «Supe que era una historia que quería y debía contar», ha comentado la directora.

En 1885, Elisa y Marcela se conocieron en la escuela donde trabajaban. Lo que comienza como una gran amistad termina en una relación amorosa que tienen que vivir a escondidas. Los padres de Marcela sospechan de esta relación y la enviarán al extranjero unos años. A su vuelta, el reencuentro con Elisa es mágico y deciden tener una vida en común. Ante la presión social y las habladurías, ambas deciden trazar un plan: Elisa abandonará un tiempo el pueblo para volver convertida en Mario y poder casarse con Marcela, pero no todo será tan fácil para este amor no reconocido.