Los inventos que «Blade Runner» soñó en 1982 y se han hecho realidad

La película de Ridley Scott «predijo» algunos de los artilugios que hoy forman parte de nuestra vida cotidiana

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

A falta de un solo día para el estreno de «Blade Runner 2049» en las salas de cine españolas, nos hemos preguntado cuánto acertó Ridley Scott al describir los avances tecnológicos que inundarían a la sociedad en 2019 y, de hecho, algunos de ellos forman hoy parte de nuestra vida cotidiana.

Recordemos que la adaptación de la novela «¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas» de Phillip K. Dick cuenta como la raza humana ha quedado desdeñada por los avances tecnológicos. La primera mención se la queremos dedicar a la influencia arquitectónica que tuvo «Blade Runner» en los años siguientes a su estreno. Un sinfín de luces inundaban las calles principales de Los Ángeles en la ficción, un estilo que pronto copiaron las grandes ciudades del mundo y que, en cierto modo, podemos seguir viéndolo en las ciudades como Tokyo o Seúl. El avance tecnológico durante los noventa permitió la instalación de pantallas de plasma como las que inundan Times Square, en Nueva York, o Picadilly Circus, en Londres. Pero ¿cómo consiguieron que eso fuese posible en 1982? Lo consiguieron gracias a los espectos especiales mediante la instalación de pantallas de CRT sobre la maqueta de los edificios reproducidos a escala.

Si hay un invento que predijo «Blade Runner» y que se ha colado en nuestra vida diaria han sido las videollamadas a tiempo real. ¿Os acordáis de la escena en la que el agente Deckard hablando cara a cara con Rachel desde una cabina? Solo le falta el logo de Skype en la pantalla. Este y la activación por voz. Fue también el agente Deckard quien activó el ascensor de su bloque usando un sistema de reconocimiento de voz, un mecanismo que nosotros hoy utilizamos para preguntarle a Siri cuánto es cero entre cero o si ve «Juego de Tronos». Si no lo has probado aún, por favor, hazlo. La tecnología de voz biométrica ha permitido grandes avances en el reconocimiento de voz, así como en la interacción de voz entre usuario y dispositivo que más allá del puro entretenimiento y que ha facilitado la vida de muchos.

Aunque ha habido otras tantas inventivas que se han quedado en el camino. ¿Quién no ha soñado con no tener que ir a la copistería a escanear algún documento o esa fotografía de pequeños que no quieres perder? Pues en «Blade Runner» no solo era facilísimo digilizalizarlo, la calidad era mejor que cualquier fotografía que podamos hacer ahora. Las fotografías soportaban todo tipo de zoom sin que afectara a su calidad como si un avance digno de «Black Mirror» se tratara. También nos gustaría ver los coches voladores que arrancaban como si fuesen un helicóptero antes de a través toda la ciudad por el aire. Aunque con lo que no acertaron fue con la vivienda, se ve que no contaron con el boom de los apartamentos turísticos.

«Treinta y cinco años más tarde de la primera película seguimos viviendo en esa realidad predicha. Los 35 años que han pasado desde la última vez que viste “Blade Runner” no son 35 años más aquí, donde seguimos sin tener coches voladores, pero tenemos otras cosas que muestran cambios tecnológicos, el futuro… Cosas interesantes y fascinantes y que confirman la imaginación que vimos en la primera película», explicaba Harrison Ford con tesón a ABC Play.

comentarios