Es noticia:
Maria by Callas

La historia desconocida de María Callas, la diva del corazón roto

Tom Volf disecciona el mito de la Prima Donna a través de una amplia investigación y archivos inéditos y reclama para Elvira de Hidalgo, confidente y como una segunda madre de la soprano, la relevancia que merece: «Es un orgullo que la maestra de María Callas fuese española»

Fotograma de «Maria by Callas»
Fotograma de «Maria by Callas»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Dotada de una voz proverbial, Maria olvidó pronto su infancia, perdida en conservatorios cuando no tenía edad ni para matricularse. Cegada por las posibilidades, su madre la vendió a su talento, y no la dejaba ni descansar cinco minutos para verse al espejo. Tampoco conservar su apellido griego, impronunciable para alguien poco familiarizado con el idioma. Tanto rigor profesional la convirtió en la Callas, una diva del bel canto que fue socavando su personalidad. Se convirtió así en un estrella popular, «una artista sierva de la música y al servicio del genio de los compositores»; una leyenda esclava del éxito y de los hombres que terminó engullendo a la persona.

Callas y Onassis
Callas y Onassis

Para rescatarla, el joven cineasta Tom Volf investigó durante cinco años todo lo relacionado con la Prima Donna y recupera en el documental «Maria by Callas» la esencia de la artista Una aproximación en la que se resumen más de 60 horas de entrevistas, vídeos privados en súper 8, fotografías antiguas y cartas personales, leídas por la actriz Fanny Ardant, que ya la interpretó hace 15 años. Material incluso inédito, como una entrevista con David Frost, en blanco y negro, perdida durante medio siglo hasta que el francés la recuperó para «redescubrir» a la Divina, convirtiendo la charla entre ambos en el hilo conductor del filme que toma su título de una frase de esa conversación. «Fue decisivo descubrir esta entrevista porque revela de forma fantástica esa mujer que hay detrás de la leyenda», explica a ABC el autor francés.

«Como director no he querido meterme en su piel, ni en sus ojos, ni hablar por ella, sino que se vea y se sepa quién es según ella misma. Callas dice en la película: “Todo el mundo piensa que soy una mujer fuerte, pero en realidad no lo soy”. En realidad lo es, porque ha tenido que enfrentarse a muchos desafíos y ha tenido que pasar por situaciones muy difíciles incluso en su carrera, pero más allá de esa imagen altiva que proyecta, de esa fama, es también una mujer vulnerable, frágil», aclara. Por eso, como ella dice, quien quiera saber cómo es realmente debe afinar el oído y escuchar sus interpretaciones, con todos los matices: «Cuando escuchas a Callas, estás escuchando a Maria. Ella está ahí, dando esa delicadeza a sus personajes. Cuando canta “Norma” te entran ganas de llorar porque transmite la tristeza real que ella está sintiendo y eso es lo que la hace tan grande».

Callas y Pasolini
Callas y Pasolini

El expresivo documental recorre a través de vídeos caseros e imágenes toda su vida, desde su niñez «robada» hasta que se funde a negro y toma la palabra una voz en off para dar cuenta de su final, toda una paradoja. Firme creyente en el destino, terminó muriendo «sola, perduta, abbandonata», como la canción de Puccini. Y por el camino asistió a su propia deriva, soportando la ruptura con Aristóteles Onassis, que la dejó por una boda sorpresa con Jackie Kennedy, «uno de los momentos más difíciles de su vida».

El hilo invisible de Callas, una española

Solo pudo aferrarse entonces a la única figura que vio en ella algo más que un producto, su maestra y confidente Elvira de Hidalgo. Por entonces una de las pocas personas «que conservaba el bel canto tradicional», la española es «la excepción que confirma la regla» en la cinta de Volf, y su testimonio, la única grabación que interrumpe el monográfico sobre Callas.

«Es el único momento en el que la película no es Callas de principio a fin. Es una entrevista que se le hace cuando todavía estaba viva Maria Callas, por lo que puede ver a Elvira hablar de ella, y esto me pareció un aspecto fundamental», reconoce el director, que también incluye en el metraje de casi dos horas las cartas en las que la cantante de ópera confesaba estar «rota» tras el shock de Onassis. «Esa relación tan fuerte entre ambas es como el hilo invisible del filme, y cobra especial relevancia porque Elvira de Hidalgo era una de las cantantes más famosas del mundo y como una segunda madre para Callas. «Es un orgullo que la maestra de Maria Callas fuese española», concluye Volf.

Elvira de Hidalgo y Maria Callas
Elvira de Hidalgo y Maria Callas -