El Gobierno y la Academia llevarán el cine español a las aulas en el extranjero, pero todavía no a las de España

Las negociaciones con las Comunidades Autónomas para introducir el audiovisual español en las clases avanza a ritmo lento. Mientras, el Ministerio y la Academia crean un portal para la difusión del idioma y nuestras películas en sus centros en el extranjero, que gestiona directamente Educación

De izquierda a derecha, José María Fernández Lacasa, Óscar Graefenhain, Joan Álvarez, Marcial Marín, Yvonne Blake y Fernando Benzo
De izquierda a derecha, José María Fernández Lacasa, Óscar Graefenhain, Joan Álvarez, Marcial Marín, Yvonne Blake y Fernando Benzo - Enrique F. Aparicio – Academia de Cine
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La tregua que el Ministerio de Cultura y la Academia de Cine firmaron en forma de convenio de colaboración hace menos de un año, justo antes de la ceremonia de los Goya, sigue vigente y parece tomar cariz de acuerdo permanente de paz. Ayer, ambas instituciones aprobaron la creación del Portal educativo del cine español, una web que será un vehículo para la promoción del español en todo el mundo y para la difusión de las grandes películas de directores patrios. «Para que luego digan que nos llevamos mal», dijo el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, durante la rúbrica en una mesa junto a la presidenta de la Academia, Yvonne Blake, y el secretario de Estado de Educación, Marcial Marín.

Poner en marcha el portal costará 250.000 euros, gestionados por la Academia, y que salen de las arcas de la secretaría de Educación. Precisamente, Marcial Marín apostaba por incluir el cine en el Pacto de Estado por la Educación. Igual que Fernando Benzo, para quien los jóvenes tienen que conocer el séptimo arte: «Deben saber de cine y entenderlo. Te educas al ver películas que transmiten valores». Sin embargo, los alumnos de España no podrán aprovecharse, por el momento, de esta inversión, ya que solo se aplicará para los centros educativos que el Ministerio gestiona en el extranjero.

Las negociaciones con las consejerías de las Comunidades Autónomas ralentiza un acuerdo similar para los colegios nacionales. «Tienen las competencias de Educación transferidas, salvo Ceuta, Melilla y los centros en el exterior, que dependen del Ministerio, por eso se decide que este proyecto sea fuera, donde se implantará este mismo curso porque es nuestro ámbito de acción directa», explicó el director general de Gestión educativa, José María Fernández Lacasa, que confirma que el portal albergará durante cuatro años cien películas, todas en español, con sus fichas cinematográficas. Mientras, en las aulas de España, el séptimo arte seguirá lejos del centro del currículo educativo si no hay acuerdos políticos.

Para solventarlo, y en paralelo al Portal educativo, la Academia y el Ministerio trabajan en el proyecto «Cine y Educación», donde esperan acordar cincuenta títulos, algunos en catalán y euskera, que acerquen por fin el cine a los estudiantes. «Ya hay consenso con escuelas y cineastas. Ahora queda que las autoridades educativas participen», concretó el director general de la Academia, Joan Álvarez. Hace meses, en un acto en su sede, un cineasta daba la voz de alarma: «No puede ser que alumnos lleguen a la universidad sin saber quién es Saura, Bardem o Berlanga».

Buen ambiente

La sintonía entre los representantes de la Academia y el Ministerio se hicieron visibles durante el acto. «Pocos aplausos habéis dado para lo contentos que estamos de firmar esta iniciativa». Una iniciativa que se enmarca dentro del programa «Educación para el cine, cine para la Educación», y va dentro de las medidas que plantea el Plan Cultura 2020. Este ha sido la primera medida de calado que ambas instituciones han firmado desde la rúbrica del convenio de colaboración. «Queda mucho. Vamos a presentar una aplicación de cine español "que lo va a petar", y aún queda pendiente el Museo del Cine y un fondo para ayudar a los directores noveles», destacó el secretario de Estado de Cultura. El clímax de ese buen ambiente llegó con una cita que parecía de película romántica de sobremesa: «No podría ser mejor la relación que tenemos ahora. Estoy a punto de presentar un Goya», dijo entre risas. Queda mucho para ese momento, confesó después.

comentarios