«Fe de etarras»: Más polémica en el cartel que en la película

El filme se estrenará el 12 de octubre, Día de la Hispanidad, que hasta en eso han buscado la provocación los publicistas de Netflix

«Fe de etarras»: Más polémica en el cartel que en la película
«Fe de etarras»: Más polémica en el cartel que en la película
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Si no hubiera sido por el cartel, la bola de «Fe de etarras» no hubiera crecido hasta taparlo casi todo. El anuncio («Yo soy español, español, español») le dio la popularidad que querían los publicistas y la polémica que no querían sus creadores (Borja Cobeaga y Diego San José). Tras el primer pase de prensa en el Festival de San Sebastián se demostró algo que se sabía desde el principio: quienes quedan retratados como estúpidos son los terrorisas. «Hemos hecho una comedia de algo tan trágico como que hubiera gente que se creyera todo lo que dice mi personaje. A mí se me encogía el corazón de pensarlo», explica Javier Cámara, que da vida al jefe del comando terrorista protagonista.

Lo peor que le puede pasar a «Fe de etarras» es que se estrena directamente en Netflix y no en cines. Y se demostró ayer en el pase de prensa: la complicidad de una sala repleta hace más divertidas algunas escenas que en casa solo movilizarían medio labio. Hay algunas así, que solo por el efecto contagio se disfrutan más. Claro, que también hay momentos realmente hilarantes (una bandera de España casi del tamaño de la de Colón que los terroristas deben usar para pasar desapercibidos) y otros en los que lo patético del comando protagonista hace inevitable odiarlos.

Lo más destacable, además de Javier Cámara, son las situaciones esperpénticas y los diálogos que las acompañan. Se nota aquí el trazo de algunos chistes y giros que se vieron en el programa de sketches de la televisión vasca. Cobeaga y Diego San José saben cómo jugar con las ideas que se han adueñado los nacionalistas y cómo hacer que se vuelvan en su contra. Memorable escena, y prometemos no destripar nada, en la que relacionan la situación sentimental de la pareja de novios que convive en el comando con el pacto de las autonomías.

Lo más destacable, además de Javier Cámara, son las situaciones esperpénticas y los diálogos que las acompañan

Cuando se anunció que «Fe de etarras» vendría a San Sebastián, allá por el mes de julio, ya se hablaba de que tenía toques evidentes de «Vaya semanita» y «Ocho apellidos vascos». No obstante los tres proyectos tienen el mismo padre. Aquel día, Borja Cobeaga decía que llevaba varios años con la idea escrita y solo Netflix decidió dar el paso e iniciar el rodaje. Por entonces, aunque ya se hablaba de la película, no se podía imaginar lo que vendría después. «Sólo veo dos diferencias importantes entre "Vaya semanita" y "Fe de etarras": que en 2003 ETA seguía en activo y que no existía Twitter», escribió Cobeaga en su Twitter.

«Fe de etarras» se estrenará el 12 de octubre, día de la hispanidad, que hasta en eso han buscado la provocación los publicistas de Netflix. ¿Hacía falta tanto escándalo para vender una buena película?

comentarios