Actualidad

Clint Eastwood: «Nadie tiene la ocasión de ser un héroe de verdad»

El mayor genio de Hollywood estrena «Sully» un drama sobre el piloto que logró aterrizar un avión en el río Hudson

Clint Eastwood: «Nadie tiene la ocasión de ser un héroe de verdad»
MARÍA ESTÉVEZ Los Ángeles - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El heroísmo del piloto Sully Sullenberger conjuga a la perfección con la masculinidad herida de Clint Eastwood. La experiencia post traumática de Sully, su incomodidad ante la fama y la ferocidad de una burocracia que no entiende de improvisación brindan al cineasta la oportunidad de retratar uno de sus temas existenciales favoritos: el fuerte individualismo frente a la debilidad del colectivismo. «Sully» es la narrativa elegida por Clint Eastwood para volver a sentarse en la silla de director, un filme donde rebela creativamente su hartura de la sociedad políticamente correcta.

«La época en la que yo crecí no se parece en nada a los tiempos de ahora. Antes, si pensabas en un héroe, imaginabas a Audrey Murphy, alguien que había hecho algo extraordinario. Sin embargo, en esta sociedad políticamente correcta, todo el mundo necesita irse a casa con un primer premio para no herir sus sentimientos. Regalan premios para todos. Nadie tiene la oportunidad de ser héroe de verdad, aunque sus acciones sean importantes. El mero término está sobreutilizado y resulta una sorpresa cuando alguien hace algo extra por los demás».

Los buitres caen sobre Sully cuando termina el milagro del amerizaje en el Hudson y el héroe se ve acusado de imprudencia por los oficiales de la aeronáutica norteamericana. El filme de Eastwood demuestra que la investigación posterior ha robado la humanidad a la cabina de los pilotos. «Sully Burger hizo un trabajo fabuloso al aterrizar el avión en el río Hudson, salvó la vida a los 155 pasajeros que llevaba. Los oficiales de la Sociedad de Transporte Nacional le acosaron hasta generarle dudas, hasta que demostró que había tomado la decisión correcta. Como realizador buscaba el drama, más allá de su maravilloso aterrizaje, su vida familiar. Su relación con sus compañeros y su actitud me ayudaron a contar esta historia que, personalmente, considero fascinante» explica Clint Eastwood.

Durante 45 años, más si contamos su trabajo como actor, Clint Eastwood ha engendrado películas eficientes, sobre hombres que saben hacer su trabajo, hombres parcos en palabras, casi silenciosos, que esconden sus errores aunque vivan con las consecuencias. Sus héroes son hombre regulares dentro de un molde que un día son capaces de romperlo para liderar a las masas, simplemente porque son necesitados. «Llevo muchos años haciendo películas sobre héroes con actores heroicos. En este caso, la aviación y mi fascinación por el tema tuvieron una gran influencia en mí. Creo que me gusta explorar a los héroes que hacen cosas por los demás. Son hombres que me obligan a cuestionarme, a preguntarme si sería capaz de hacer lo que ellos han hecho. Cuando alguien piensa en los demás antes que en sí mismo, arriesgando su propia vida, despierta mi admiración» asegura Eastwood con seriedad.

«Soy un tipo normal»

«Sully» resume a la perfección la carrera en Hollywood de Eastwood, un recuerdo de por qué es uno de los cineastas más relevantes del cine actual. «En este filme hemos hecho cada uno de nosotros lo que debíamos hacer, igual que Sully. He retratado la historia con veracidad, aunque he añadido la secuencia del sueño porque necesitaba alargar la película. Soy un tipo muy normal, me gusta trabajar, es algo que disfruto. Tal vez un día deje de divertirme y elija dejarlo. Si me ocurre, será algo repentino y no meditado. Diré adiós sin despedirme, pero, hasta el momento, disfruto. Hago lo que me gusta, por eso me hice director hace 49 años».

[Lee la crítica de «Sully»]

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios