Balagueró presenta «Muse», un thriller sobre musas y poesía

Estreno mundial de la película en el Festival de Cine Fantástico de Sitges

Jaume Balagueró posa junto a Elliot Cowan, Franka Potente y Manuela Vellés
Jaume Balagueró posa junto a Elliot Cowan, Franka Potente y Manuela Vellés - Efe
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El director Jaume Balagueró construye en «Muse» un thriller sobrenatural en el que describe las dificultades del proceso creativo a través de unas musas diabólicas, un título que tuvo ayer su estreno mundial en el Festival de Cine Fantástico de Sitges.

Balagueró parte en «Muse» de la novela «La dama número trece», de José Carlos Somoza, «una novela amplia y compleja, muy literaria», que le obligó a «sintetizar una historia que mantuviera la esencia del texto, ser un thriller sobrenatural», un proceso, ha dicho, que fue «fácil», aunque para ello tuvieran que desprenderse de muchas cosas, informa Efe.

De Madrid, Barcelona, Toledo y la Provenza en que está ambientada la novela se pasa en la película a Irlanda –se trata de una coproducción española irlandesa y belga–, pero es «anecdótico», dijo en la presentación Balagueró.

Pasar de trece a siete musas era una opción lógica, según el director, pues «con trece muchas de ellas habrían quedado desdibujadas y nos quedamos con una presencia significativa, siete era un número con cierta ambigüedad, algo que no se aclara hasta el final».

El director quiso reconocer el trabajo de dos de sus actrices protagonistas cuando expresó: «Yo tengo dos musas y las tengo a mi lado», en referencia a Franka Potente y Manuela Vellés. Y añadió: «Las musas existen, están alrededor de uno, y uno crea inspirándose en lo que ve, siente, huele, todo eso son musas; y la película es una metáfora sobre el proceso de creación, que a veces puede ser aterrador».

Una de las ideas de la novela de Somoza que más impactaron a Balagueró fue justamente que «esas musas que tenemos idealizadas puedan convertirse en seres crueles y terroríficos para el poeta», además de esa trama que para el lector resulta difícil de descifrar. «Somoza me daba imágenes inesperadas y llevar eso al guión de la película suponía un reto, porque un thriller sobrenatural se va transformando casi en una poesía», argumentó.

Poesía macabra

Poesía macabra, en la que los versos de Yeats, Dante, Milton o Kavafis cincelan con sangre la piel de las víctimas, pero que, como apuntó Balagueró, «también es capaz de esconderse en el corazón de otra persona». Somoza, también presente en Sitges, confesó que aunque todavía no ha visto la película confía ciegamente en Balagueró y su equipo y se vanaglorió de que sean «capaces de hacer un buen terror, no sólo a nivel internacional, sino también para nosotros como consumidores de buen terror de fuera».

Balagueró comentó que «Muse» conecta con sus orígenes con un título como «Los sin nombre», que opta por «una puesta en escena muy clásica, que encaja muy bien en una historia atmosférica, que nada tiene que ver con filmes poco clásicos como los de REC». Esa puesta en escena, añadió, está diseñada para fomentar esa atmósfera y, sobre todo, la intriga, ese no saber qué va a pasar.

Aparte de que figuran en la historia original, Balagueró recurre una vez más a los niños, porque «al ser algo que tienes que proteger los convierte en algo vulnerable, si bien, como todavía no tienen formada del todo su capacidad ética, también pueden ser muy crueles».

comentarios