Perfectos desconocidos

Álex de la Iglesia: «Si fuéramos con la verdad por delante nos mataríamos en la calle»

El director estrena este viernes «Perfectos desconocidos», una crítica (sobrenatural) a la tecnología y al uso que le da la sociedad

El reparto de «Perfectos desconocidos» en una escena de la película de De la Iglesia
El reparto de «Perfectos desconocidos» en una escena de la película de De la Iglesia
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Muchos dirán que no existe la crisis para Álex de la Iglesia, que estrena este viernes su segunda película en casi nueve meses. Pero ser director no le hace inmune, todo lo contrario. «Por eso mismo ruedo», explica en una entrevista a ABC. En «Perfectos desconocidos» suelta sobre el tapete debates como la confianza y la tecnología, poniendo a prueba a un reparto lleno de caras nuevas en una cena (sobrenatural) durante un eclipse de luna de sangre.

P - La película da a entender que vivimos en una mentira y somos felices con ella.

R - Obvio. Creo que la mentira es muy necesaria. Enfrentarte a las cosas hace que desaparezca la sociedad, si fuéramos con la verdad por delante nos mataríamos con cuchillos en la calle.

P - ¿Desconfía más de la tecnología o de las personas?

R - De las personas, obviamente. El mundo ha dado un salto tecnológico de proporciones cósmicas; lo que era imposible, ahora es un hecho y provoca efectos colaterales por no saber manejarlo. Estamos perdiendo nuestra propia identidad porque la vendemos, de eso habla la película: deciden jugar a un juego en el que colocan los móviles para ver qué pasa si comparten todo. Pasa que nos terminamos destruyendo.

P - Como hizo en «El bar», vuelve a rodar en un espacio cerrado. ¿Por qué?

Es más complicado, más divertido como director coger y meterte en problemas. A nivel de dirección, si haces una película más teatral, en la que todo ocurre al mismo tiempo sin saltos espaciotemporales, te complicas pero es apasionante.

P - Es su segunda película en casi nueve meses, ¿no existe la crisis para Álex de la Iglesia?

R - Por supuesto que existe, por eso ruedo. Además, disfruto muchísimo rodando y he tenido suerte esta vez, no creo que vuelva a pasar, es muy difícil de conseguir.

P - Una de sus señas de identidad es grabar con los mismos actores, ¿por qué decidió repetir solo con Pepón Nieto?

R - Siempre me están diciendo que trabajo con los mismos. Y he dicho: “Voy a cambiar, voy a hacer otra cosa”. También le ha venido muy bien al filme, que es un capricho.

P - Casi parece más una comedia que un wéstern, con la cámara moviéndose para captar todas las reacciones.

R - Hay mucho de eso. Un texto no es tanto lo que dice como quién lo vive. Es lo que decía Hitchcock cuando hablaba del montaje, te asusta más la cara de la chica gritando que por qué grita. La reacción es más importante que la distracción.

P - En lugar de lo escabroso, opta por lo sobrenatural.

R - Es lo que me gusta de la película; ese punto Frank Capra de decir: “Te voy a enseñar cómo sería la vida si cometieras el error de jugar a este juego”.

comentarios